Gadafi insta a los libios a armarse para "liberar" al país ante el avance de los rebeldes

El dictador vuelve a desafiar a la coalición internacional y afirma que el fin del "colonizador está próximo".- Los insurgentes luchan por el control de Zauiya, a unos 50 kilómetros de la capital

El conflicto en Libia sigue entre la guerra de propaganda del régimen y el avance de los rebeldes. El mandatario libio, Muamar el Gadafi, ha instado a la población a armarse para "liberar Libia metro a metro de los traidores y de la OTAN", en un discurso transmitido en directo esta madrugada por la televisión estatal. "Estad preparados para la lucha, estad preparados para liberar nuestra pura y buena tierra. La sangre de los mártires es el combustible en el campo de batalla (...) Seguid adelante, asumid retos, coged vuestras armas, id a la lucha", ha dicho el coronel.

El régimen ha difundido este mensaje cuando los insurgentes aseguran que avanzan hacia Trípoli. Según las últimas informaciones provenientes del frente de batalla, los rebeldes luchan por el control de Zauiya, a unos 50 kilómetros de la capital, y se han hecho con parte del estratégico puerto de Brega, vital para las comunicaciones y el aprovisionamiento de combustibles de los insurgentes en su avance.

Más información
Los rebeldes libios aseguran haber entrado en Zauiya
Los rebeldes libios acorralan Trípoli
La rebelión estalla en Trípoli
Hallados cientos de cadáveres descompuestos en un hospital de Trípoli

Desafiante frente a esta ofensiva, Gadafi ha pronosticado el fin de la batalla que desde hace seis meses libran las tropas gubernamentales y los rebeldes para hacerse con el control del país, mientras la OTAN bombardea las posiciones del régimen. "Me estáis escuchando incluso bajo los bombardeos. Habrá un fin de estos bombardeos, un fin de la oposición, un fin de la derrotada OTAN", ha vaticinado el dictador, aseverando que la revolución que le llevó al poder en 1969, "permanecerá".

Gadafi ha pronunciado estas palabras en una intervención telefónica, por lo que no ha aparecido en imagen. En algunos momentos la conexión se ha perdido completamente, impidiendo escuchar parte de la alocución. El mandatario libio ha dicho que el fin del "colonizador" (la OTAN) está próximo y ha calificado una vez más a los insurgentes de "ratas". Este discurso es el primero que Gadafi dirige a la nación desde que los rebeldes iniciaran su mayor ofensiva en los alrededores de Trípoli, a principios de verano.

Avance rebelde hacia la capital

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En las últimas semanas los insurgentes han asegurado haber realizado avances significativos, aunque el régimen ha desmentido esta información. Desde el sábado, los rebeldes libios están librando combates con las tropas del régimen por el control de Zauiya. Aunque los insurrectos afirman haber impuesto su autoridad en la localidad, un enclave estratégico en la carretera hacia la frontera con Túnez, las autoridades locales lo desmienten. El control de la ciudad de Zauiya es un objetivo esencial para los rebeldes, porque les permitiría cortar la ruta de suministros a Trípoli, aislando así al bastión de Gadafi, y acercarse a la capital.

La pasada semana, las milicias rebeldes avanzaron desde las montañas de Nafusa hacia la costa. No obstante, las fuerzas leales al régimen, mejor pertrechadas y entrenadas, mantienen posiciones sólidas en esa región del oeste del país. El este, la Cirenaica, está bajo control rebelde. "Zauiya está totalmente bajo nuestro control", declaró Musa Ibrahim, portavoz del Gobierno libio. Ibrahim confirmó solo que "un muy pequeño grupo de rebeldes intentó penetrar en el sur de la ciudad, pero les detuvimos fácilmente gracias a la intervención de nuestras tropas". Paralelamente, los insurgentes anunciaron también la toma de la localidad de Surman, a 70 kilómetros al oeste de la capital, con lo que habrían consolidado su control sobre la estratégica región, paso obligado en la ruta que enlaza Trípoli y la frontera con Túnez.

También hay movimientos políticos en otros frente de la guerra. Representantes del Gobierno de Libia y los rebeldes celebraron ayer una ronda de negociaciones en un hotel ubicado en el sur de Túnez, según informa Reuters. "Representantes de (Muamar) Gadafi y de los rebeldes están manteniendo una reunión ahora mismo", dijo la fuente bajo condición de anonimato, aunque ha rehusado identificar a los partícipes en la misma. Según esta informaciones, las conversaciones se han desarrollado a puerta cerrada en una hotel ubicado en la isla tunecina de Djerba, cerca de la frontera con Libia. De momento, ninguna de las partes ha confirmado esta información.

Dos rebeldes esperan en una carretera con un señal detrás donde puede leerse Trípoli, Zauiya y Subrata
Dos rebeldes esperan en una carretera con un señal detrás donde puede leerse Trípoli, Zauiya y SubrataBOB STRONG (REUTERS)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS