Explosión social en Reino Unido

Una veintena de detenidos por agitar los disturbios de Reino Unido en las redes sociales

La policía británica persigue en Twitter y Facebook a los jóvenes que tratan de incitar a las revueltas

El malo al inicio de la película era el chat de Blackberry. Difícil de seguir. Pero las primeras detenciones por llamar a la violencia en las redes sociales han llegado de usuarios de Twitter y Facebook. Al menos 19 personas han sido arrestadas en las últimas horas en diferentes puntos de Reino Unido por agitar los disturbios que mantienen el país en alerta desde la muerte de Mark Duggan en un incidente con la policía. Y para los que no lean la prensa, ahí va el aviso en forma de tuit de la comisaría del condado del Gran Manchester: "Si has estado usando las redes para incitar al desorden, muy pronto llamaremos a tu puerta".

No es, sin embargo, el primer aviso contra los internautas que hayan usado las redes para atizar a los encapuchados. El comisario de Scotland Yard Stephen Kavanagh alertó ayer de que estaban tras la pista de los mensajes "inflamatorios" e "inexactos" que habían animado a los alborotadores. Dos nombres tan solo han visto la luz entre los arrestados por incitación: Alexander McQuarrie, de 16 años, detenido en Ibrox (Glasgow) por crear un grupo en Facebook que alentaba a los disturbios, y Liam Allan, de 18 años, cazado en la ciudad escocesa de Dundee por usar, de igual modo, esta red social para empujar a los jóvenes a patear las calles.

Más información
Twitter levanta las escobas
La red social en la sombra que avivó las revueltas
Identificado el joven herido que se ha convertido en el símbolo de la brutalidad de la revuelta
"No nos escuchan, solo nos reprimen"
Cameron estudia interrumpir las redes durante los disturbios
Cameron defiende la "dureza" de las condenas impuestas en Reino Unido

Junto a estos dos jóvenes, que tendrán que aparecer ante el juez, han sido arrestados otros ocho en Cheshire, un condado que hasta ahora ha sorteado las noches de insomnio de Londres, Manchester o Birmingham. La acusación: sospechosos de incitar al desorden público a través de las redes sociales. Cinco de ellos han sido detenidos en Warrington. Los otros, en Chester, Runcorn y Northwich. Este último, de 20 años, ha sido imputado por "ofensa e incitación a la comisión de ofensa" y tendrá que aparecer ante la justicia. "La policía continuará vigilando la actividad online", dicen en una nota las autoridades de Cheshire. "Y pedirá cuentas a todo el que promueva la criminalidad".

La policía de este condado alerta además de que en las últimas 24 horas ha crecido el ritmo de llamadas de ciudadanos informando sobre contenido posteado en las redes para alentar los disturbios. Una colaboración que, en algunos casos, ha conducido directamente a los arrestos. También se han practicado detenciones en Essex (3), Bournemouth (1), East Sussex (2), West Yorkshire (1) y Kent (2).

La ayuda de los vecinos, no obstante, no es siempre necesaria. La Policía Metropolitana ha colgado ya algunas fotos subidas a las redes por los propios saqueadores con parte del botín. El altavoz se hace, en fin, también su delator.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
El primer ministro británico David Cameron vista a un supermercado Lidl saqueado en Salford.
El primer ministro británico David Cameron vista a un supermercado Lidl saqueado en Salford.BEN STANSALL (AFP)
Uno de los arrestados por las revueltas, a su llegada a un juzgado de Londres
Uno de los arrestados por las revueltas, a su llegada a un juzgado de LondresBEN STANSALL (AFP)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS