Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christine Lagarde será investigada por "abuso de autoridad"

La nueva directora del Fondo Monetario Internacional está acusada de abuso de autoridad cuando era ministra de Economía

Al cabo de una larga reunión de casi cinco horas, el Tribunal de Justicia de la República, la autoridad francesa encargada de juzgar a los aforados, ha decidido abrir una investigación a Christine Lagarde, la exministra de Economía y nueva directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional -en el puesto desde hace apenas un mes en relevo de su compatriota Dominique Strauss-Kahn, quien tuvo que dimitir tras ser acusado de intento de violación por el Estado de Nueva York-.

El tribunal aprueba así la petición formulada a principios de mayo por el fiscal general del Tribunal de Casación, Jean-Louis Nadal, quién estimó que existían posibles elementos de "abuso de autoridad" en el tratamiento que hizo Lagarde en 2007, entonces ministra de Economía, en el arbitraje del caso que oponía al empresario y exministro Bernard Tapie al entonces banco público Crédit Lyonnais.

Los delitos a los que se enfrenta la exministra se castigan con hasta diez años de cárcel y 150.000 euros de multa

Inicialmente sospechada de abuso de poder, Lagarde será ahora investigada también por complicidad en desvío de fondos públicos. Los delitos a los que se enfrenta la exministra se castigan con hasta diez años de cárcel y 150.000 euros de multa.

"No le puedo dar el contenido de esta decisión, porque no se trata de una decisión pública, ni de un juicio. Simplemente es una opinión favorable a una investigación referida a Christine Lagarde", se ha limitado a comunicar Gerard Palisse, del tribunal. Será el fiscal general el encargado de dar los detalles, algo que hará previsiblemente esta tarde en conferencia de prensa.

En concentro se le reprochan tres hechos en su mediación del litigio que oponía a Tapie con el Crédit Lyonnais por la venta de Adidas en 1993. El primero es haber aceptado un procedimiento de arbitraje, habitual en los litigios comerciales pero no en los que se ve implicado el Estado, cuando estaban en juego fondos públicos. El segundo es no haber recurrido la decisión del tribunal de arbitraje que acordó en 2008 que Tapie ingresaría 285 millones de euros, de los cuales 45 por daños morales. Por último, según informaciones de prensa, Lagarde estaba al tanto de la cercanía de uno de los tres magistrados que componían el tribunal con el abogado de Tapie y no hizo nada al respecto.

"Esta investigación presenta una ventaja evidente, permitirá levantar definitivamente la sospecha abusivamente llevada a cabo en contra de Christine Lagarde por un puñado de diputados", ha reaccionado el abogado de la exministra, Yves Repiquet. Fue en efecto la petición de un grupo de parlamentarios socialistas dirigida al fiscal general la que inició la actuación de este. El letrado ha añadido que esta investigación no es "para nada incompatible" con sus funciones actuales en el FMI. El diputado socialista Jean-Marc Aynault ha celebrado por su parte la "decisión lógica" del tribunal de investigar "por qué el Estado recurrió a un procedimiento inhabitual, a un tribunal privado, para acabar haciéndolo un enorme regalo financiero al señor Tapie".

A continuación le corresponde a una comisión del Tribunal de Justicia de la República abrir la investigación que podría durar meses, incluso años, a lo largo de la cual la dirigente del FMI podría tener que declarar y que podría desembocar en su procesamiento. Al tratarse de hechos anteriores a su nombramiento en el FMI no dispone de inmunidad.

Comunicado oficial del FMI sobre la directora Christine Lagarde

El Consejo directivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado el siguiente comunicado en respuesta a la apertura de un juicio contra la directora Christine Lagarde por parte de la justicia francesa:

En lo que concierne a Christine Lagarde, antes de su elección como directora gerente, el Consejo directivo discutió el asunto del caso en Francia. No sería apropiado que el Consejo hiciera declaraciones sobre un caso que actualmente está en manos de la justicia francesa. Sin embargo, el Consejo confía en que Christine Lagarde será capaz de llevar a cabo sus labores de directora de manera eficaz.

Más información