Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Venezuela planea excarcelar a la mitad de los presos

El Gobierno pretende acabar así con la crisis de hacinamiento y violencia

En las cárceles venezolanas, donde caben de 14.500 presos, viven casi 50.000: los condenados y los que, aún después de tres años tras las rejas, jamás han visto un juez. El plan que ha ideado la nueva ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, para resolver esta crisis de hacinamiento y su secuela de violencia, es excarcelar a poco menos de la mitad de los prisioneros.

"De 50.000 presos del país, 20.000 deben estar fuera de la cárcel, merecen y es justo que estén afuera, tienen todas las condiciones legales", ha dicho la ministra durante una entrevista publicada este domingo en el diario El Nacional de Caracas. Varela, quien es abogada y desde 1999 ha sido diputada del oficialismo, apenas asumió el cargo la semana pasada. Desde entonces y hasta ahora, dice, "ya están identificadas las personas que califican para una suspensión condicional de la ejecución de la pena" y ha prometido agilizar la expedición de los correspondientes permisos de excarcelación. "Van a salir procesados y penados. Una vez que yo descongestione, lo demás viene solito", afirma Varela.

La designación de Varela ocurrió el mismo día que el presidente, Hugo Chávez, anunció la creación del Ministerio del Servicio Penitenciario, el 26 de julio, como medida para solucionar la grave crisis de violencia y hacinamiento de las prisiones. El día 13, el Gobierno había logrado sofocar un motín en la cárcel de El Rodeo II que se prolongó por un mes y que dejó diez prisioneros y tres militares muertos, y 22 guardias nacionales heridos.

Las cárceles venezolanas están entre las más peligrosas de América Latina. De acuerdo con el registro de la ONG Observatorio Nacional de Prisiones, en los últimos 12 años han muerto más de 4.500 presos en las cárceles venezolanas como consecuencia de la violencia y los problemas sanitarios. Solo en 2010 murieron 476 reos y 958 resultaron heridos, según estas cifras.

La ministra Varela, conocida en la política venezolana como "la comandante Fosforito" por su carácter recio e incendiario, ha anunciado que comenzará a ejecutar su plan esta semana. "Vamos a empezar en tres cárceles (...). En vez de llevarme 200 presos para los tribunales, me voy a traer a cinco o seis operadores de justicia para las cárceles: el juez, el fiscal, un representante de la Defensoría Pública, otro de la Defensoría del Pueblo y la Fuerza Armada. Nos instalamos en cada cárcel... y boletas de libertad, camarada", declara Varela en El Nacional.

Para no alarmar a la población, Varela ha informado también de que publicará los números de identificación de quienes saldrán en libertad. En su mayoría, se tratará de personas que hayan cometido delitos menores, cuyas penas no excedan los cuatros años de prisión. "A mí me dieron una bomba de tiempo que estoy desactivando con la mayor precisión posible. Tenga el pueblo venezolano la seguridad de que no voy a echar los lobos a la calle. Lo que haré es contribuir para que se haga justicia", ha prometido la ministra.