Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un choque entre bandas en un penal de México acaba con 17 muertos

Degollada en Veracruz una periodista que cubría la información de sucesos

Un enfrentamiento entre bandas criminales en la cárcel de Ciudad Juárez (Chihuahua) ha terminado hoy con 17 internos muertos y cuatro heridos. Un suceso novedoso incluso en esta localidad fronteriza de México con Estados Unidos, que sufre un constante baño de sangre en sus calles: nunca se había producido una reyerta entre pandillas en las prisiones de esta ciudad.

La bronca comenzó a las 21.00 del lunes cuando la banda de Los Mexicles atacó a internos recién llegados al penal que formaban parte de Los Aztecas, y que se encontraban en el área preventiva a la espera de ser trasladados a un dormitorio común.

De acuerdo con varios testimonios, vestidos con uniforme oscuro, similar al de los cuerpos de seguridad, unos 25 integrantes de Los Mexicles desarmaron a varios custodios y con esos fusiles se trasladaron desde los dormitorios hacia el área preventiva para agredir a Los Aztecas. Después fueron a los dormitorios de la banda que controla el penal, donde el tiroteo se prolongó más de 35 minutos antes de que la policía municipal, primero, y la federal y el Ejército, después, pudieran detener el enfrentamiento. Corrían las dos de la mañana del martes.

Entre los 17 muertos se encuentra una mujer y algún hombre cercano a los 50. Pero la mayoría eran jóvenes que no llegaban a los 30 años.

La banda criminal Los Aztecas controlan tanto la cárcel municipal como la estatal, ubicadas ambas en Ciudad Juárez. Asimismo, se le atribuye el dominio de la actividad delictiva en los cuatro puentes fronterizos entre Juárez y Tejas (EE UU).

La reyerta rompe una racha de relativa mejoría en cuanto a la situación de seguridad en Ciudad Juárez, que en las últimas semanas ha visto descender, aunque sea marginalmente, los homicidios en sus calles porque la policía ha golpeado a los grupos criminales y detenido a varios integrantes de Los Aztecas. Los altercados en las prisiones son relativamente frecuentes. En enero de este año, 11 reos fueron asesinados en un penal en Durango (norte de México), y en junio del año pasado 29 reclusos murieron en una cárcel de Mazatlán (Sinaloa, noroeste del país).

Asesinada una periodista

Tampoco sorprende mucho, en un país que sangra por la violencia extrema derivada del narcotráfico, el asesinato de un periodista. 73 han sido asesinados desde el año 2000.

Yolanda Ordaz de la Cruz ha sido hallada muerta hoy en Boca del Río, en Veracruz, un Estado del golfo de México donde las agresiones contra informadores han sido más frecuentes en los últimos tiempos.

La reportera fue secuestrada el domingo. Degollada, su cuerpo fue arrojado la madrugada del martes junto a la sede del periódico Imagen. La periodista formaba parte de Notiver, importante diario que el 20 de junio pasado sufrió el asesinato de uno de sus columnistas, Miguel Ángel López Velasco, a quien mataron en su domicilio junto a su mujer e hijo, también dedicado al periodismo.