La ONU anuncia un puente humanitario con Somalia

El Programa Mundial de Alimentos prevé llegar a 3,7 millones de somalíes.- Bakool y Lower Shabelle, en estado de hambruna

El director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Josette Sheeran, ha anunciado que la agencia de la ONU establecerá un puente aéreo humanitario con Mogadiscio (Somalia) en los próximos días para proveer de alimentos básicos a la población afectada por la sequía y la hambruna. Sheeran, en visita precisamente a la capital del país, ha informado además de que abrirán en el sur "nuevas rutas por tierra y aire hacia el corazón de la zona de hambruna". Naciones Unidas declaró ayer que las regiones de Bakool y Lower Shabelle sufren hambruna. Ambas se encuentran en el sur controlado por el grupo Al Shabab, milicia islamista que la CIA vincula con Al Qaeda.

"La situación de Somalia es crítica", dice el responsable del PMA enun comunicado hecho público esta tarde. Esta agencia de la ONU atiende ya a 1,5 millones de personas (cerca de 10 millones habitan el país), pero quiere llegar a otros 2,2 millones de somalíes, residentes en "el sur del país hasta ahora inaccesible". Esa zona está gobernada por los milicianos de Al Shabab. Este grupo prohibió en 2009 el acceso de organizaciones internacionales por ser "anti-musulmanes", veto que levantaron el pasado 6 de julio ante el azote de la sequía en la región.

Más información

"Damos la bienvenida a las declaraciones de los que controlan el sur somalí", incluye en la nota el director ejecutivo del PMA, "sobre el acceso de la ayuda humanitaria a esas partes del país". No obstante, Sheeran puntualiza que están evaluando la manera de hacer llegar la ayuda hasta el sur de la forma más rápida posible. Lo mismo están haciendo las ONG que operan en el sur a través de personal local coordinado desde Nairobi (Kenia). "Los somalíes del sur están demasiado débiles y enfermos como para ir en busca de la ayuda, así que debemos llevársela", argumenta el PMA.

El comunicado señala finalmente que las rutas que abra en el sur para proveer de ayuda a los beneficiarios tendrán que garantizar "las condiciones necesarias de seguridad para el personal humanitario".

Un niño, con el rostro lleno de arena, espera junto a otros refugiados somalíes a formalizar en registro en el campo de refugiados de Dagahaley.
Un niño, con el rostro lleno de arena, espera junto a otros refugiados somalíes a formalizar en registro en el campo de refugiados de Dagahaley.TONY KARUMBA (AFP)

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50