Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Biafra a Somalia: 40 años de hambre en África

Las sequías, las inundaciones y las guerras han provocado a lo largo de la historia constantes crisis alimentarias en el continente más pobre del mundo

La grave crisis humanitaria que vive el Cuerno de África (Kenia, Etiopía, Djibuti y Uganda) y que afecta a más de 10 millones de personas, se suma a otras graves hambrunas que han asolado África. Catástrofes naturales como sequías, inundaciones y plagas unidas a conflictos políticos y guerras, convierten al continente africano en el más pobre del mundo. La última crisis alimentaria la está sufriendo Somalia, cuyos territorios del sur han sido declarados por la ONU como zona de hambruna.

1967. La región más oriental de Nigeria se declaraba independiente del resto del país con el nombre de República de Biafra. Esto provocó el estallido de una guerra civil que duraría 30 meses y una grave crisis humanitaria que, según un informe de UNICEF, causó un total de un millón y medio de víctimas.

1968. La franja del Sahel conocida como "el cinturón del hambre", está compuesta por Senegal, Malí, Mauritania, Guinea, Burkina Faso, Argelia, Níger, Nigeria, Chad, Camerún, Yibuti, Eritrea y Sudán. Entre 1968 y 1973 la peor sequía de la historia de África causó la muerte a más de 250.000 personas.

1972. La sequía en Etiopía redujo la producción de alimentos en gran parte del país. Murieron más de 300.000 personas en las regiones de Welo y Tigray. Sin haberse recuperado del todo, en 1984 el país volvió a sufrir otra sequía que ocasionó la muerte de casi un millón de personas.

1991. Somalia vive desde 1991 en estado de guerra civil. Entre 1991 y 1992, el país padeció una grave crisis humanitaria como consecuencia de la hambruna provocada por los diferentes clanes en guerra, que se saldó con la muerte de 300.000 personas.

1998. En este año, la región de Bahr el Ghazal del sur de Sudán fue el centro de una hambruna causada por varios factores: la guerra civil entre el gobierno de Sudán y el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán, y la sequía e inundaciones de años anteriores.

Ese mismo año, el conflicto militar entre Etiopía y Eritrea por delimitar sus fronteras se unió a la hambruna. A principios de año, el acceso de los etíopes a los alimentos de primera necesidad se hizo cada vez más difícil debido al aumento de los precios que decretó el Gobierno.

2003. Comienza la guerra de Darfur, región al este de Sudán, por conflictos entre la población negra y la de origen árabe. Según las cifras de las Naciones Unidas, más de 300.000 personas han muerto como resultado de enfermedades y hambrunas en un conflicto olvidado.

2005. Casi cinco millones de personas estuvieron al borde de la muerte a causa del hambre en Malawi. Este país, de 12 millones de habitantes, fue el centro de una hambruna que asoló el este y el sur de África. La principal causa: el Gobierno del país dejó de destinar recursos al desarrollo de la agricultura nacional, basada en el maíz.

En Níger también sufrieron una crisis alimentaria ese mismo año. Se calcula que más de tres millones de personas estuvieron al borde de la muerte por la hambruna que golpeó el país, uno de los más pobres del mundo. A los motivos políticos y económicos se sumó la sequía y una plaga de langostas que sacudió la región el año anterior, y que provocaron un descenso en la producción de alimentos.

2009. Durante este año, el este de África sufrió la peor sequía en veinte años. Una de las zonas más afectadas fue la región de Turkana, en Kenia, donde según los datos de la ONU, una de cada tres personas sufría malnutrición. A este problema se sumó un brote de cólera que provocó la muerte de más 120 personas al mes, la mayoría mujeres y niños.

2010. La región del Sahel volvió a sufrir la hambruna. En Mali, Burkina Faso, Níger y Chad, dos millones de niños menores de 5 años murieron a causa de la malnutrición. La sequía, las plagas de langostas y las inundaciones ocasionales en la zona han provocado desde hace décadas crisis alimentarias.