Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asalto a mano armada en el hotel más lujoso de Río

Los cuatro encapuchados anularon parte del sistema de videovigilancia y robaron al menos a 15 huéspedes

Los cariocas se han despertado hoy con la noticia del asalto al hotel más lujoso de Río de Janeiro y uno de los más famosos de América del Sur. A las tres de la madrugada, hora brasileña, el Hotel Santa Teresa ha sido objeto de un aparatoso acto de violencia. Un grupo armado asaltó a por lo menos 15 de los huéspedes que se hospedaban en él.

El Hotel Santa Teresa, ubicado en el barrio del mismo nombre, uno de los más populares y de mayor tradición histórica y cultural del centro de Río, levantado por los portugueses para que les recordara el barrio Alfama de Lisboa, fue construido en 2008 y se ha convertido ya en el sueño de grandes personalidades nacionales e internacionales, así como de famosos artistas. La cantante Amy Winehouse, se hospedó este año en una de las suites más caras, con vigilancia policial 24 horas.

El asalto duró una hora y fue perpetrado por cuatro hombres armados y encapuchados. La investigación apunta a que recibieron ayuda e información desde dentro ya que conocían la ubicación de las cámaras de vigilancia y habían cortado los cables de varias de ellas.

A pesar de que el hotel de cinco estrellas está vigilado día y noche debido a las personalidades que suelen hospedarse en él, los cuatro hombres armados, según el teniente coronel de la policía Edilson de Moraes desarmaron a los vigilantes y saltaron el muro del edificio, mientras otro integrante del grupo les esperaba dentro de un coche

Una vez en el hotel recorrieron hasta 15 habitaciones y obligaron a los huéspedes a entregarles todas sus pertenencias. En ese momento en el hotel se hospedaban representantes de la empresa Nike y miembros de las delegaciones que participan en Río en los Juegos Mundiales Militares. No se sabe si también fueron víctimas de los asaltantes.

Las imágenes del circuito interno del hotel que no fueron interceptadas, están siendo analizadas por la policía. El hotel, pese a su lujo y su carácter exclusivo, está en el corazón de un conjunto de favelas que en el pasado fueron muy violentas, pero que últimamente habían sido ocupadas por las fuerzas de seguridad y una de ellas figura entre las pacificadas de la ciudad.

El hotel se encuentra además a 150 metros de un Batallón de la Policía Militar y a 250 metros de una comisaría de la Policía Civil.

El acto criminal ha encendido la luz roja en la red de hoteles de Río, según el presidente de la asociación que aglutina al sector, Alfredo Lopes. Sobre todo porque además de los Juegos Olímpicos del 2016 que se celebrarán en Río y del Mundial de Futbol del 2014, este año tendrá lugar el Rock in Río.