Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide la condena de 37 funcionarios de Lula

La solicitud se enmarca en el proceso conocido como 'mensalão', escándalo de corrupción que en 2005 sacudió el Gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que casi le costó el cargo

El fiscal general de Brasil, Roberto Gurgel, ha pedido hoy al Tribunal Supremo del país la condena de 37 de los 38 acusados en el escándalo de corrupción que en 2005 sacudió el Gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que casi le costó el cargo.

Tras ser acusados de participar en una "cuadrilla" encargada de sobornar a los diputados para conseguir su apoyo en la votación de las leyes presentadas por el Gobierno, las penas solicitadas por la Fiscalía General suman 5.000 años de cárcel. De todos los imputados en el proceso, en manos del Supremo desde hace tres años, solo el exministro de Comunicación Social, Luiz Gusihiken, ha quedado fuera de la lista de la Fiscalía, "por falta de pruebas".

En el documento de 300 páginas enviado por Gurgel al Supremo se afirma que el Ministerio Público "está convencido de que las pruebas producidas durante la instrucción, junto con los elementos de la investigación, comprueban la existencia del esquema de cooptación de apoyo político descrito en la denuncia".

El documento resalta que se trató de "la agresión más grave que pueda concebirse, realizada contra los valores democráticos". El escándalo conocido como mensalão -porque el soborno a los diputados era mensual- fue el mayor golpe para el Partido de los Trabajadores (PT), considerado hasta entonces como el partido de la ética y que acabó involucrándose en uno de los mayores escándalos de corrupción de la historia de la democracia de Brasil.

Entre las 37 personas para los que la Fiscalía pide condena figuran personajes de primer plano de la política, casi todos del PT, que fueron protagonistas durante el primer Gobierno de Lula. Entre ellos figura el que fuera ministro de la Casa Civil o Presidencia, José Dirceu, considerado como el primer ministro del presidente Lula, acusado de haber sido el cerebro del esquema de corrupción. En el documento se menciona que "partiendo de una visión pragmática que siempre marcó su biografía, José Dirceu decidió sobornar a los parlamentares federales". Para él, Gurgel pide 111 años de cárcel.

Otro de los personajes de la lista es el actual secretario general del Partido de la República, Valdemar Costa Neto. Se trata del partido al que pertenecía el recién dimisionario ministro de Transportes, Alfredo Nascimento. Ahora cada uno de los 37 acusados deberá presentar su defensa personal. El Supremo ya ha anticipado que necesitará aún de seis meses para preparar la relación final y el voto de absolución o condena de los imputados.