Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberados los dos periodistas franceses secuestrados en Afganistán desde hacía un año y medio

El ministro de Defensa, Guérard Longuet, afirma que la negociación de París con los talibanes "ha durado muchos meses" y que "no ha habido pago de rescate"

Los dos periodistas franceses de la cadena de televisión pública France 3 que fueron secuestrados al noreste de Kabul el 30 de diciembre de 2009 han sido liberados hoy después de un año y medio de cautiverio en manos de una facción local de talibanes. Ha sido el primer ministro François Fillon el que, en una sesión ordinaria de la Asamblea Nacional francesa, ha asegurado que los dos reporteros, Stéphane Taponier y Hervé Ghesquière, se encuentran ya en una base militar de Afganistán y que mañana llegarán al aeropuerto militar de Villacoublay, en los alrededores de París. También han sido liberados el intérprete afgano y otros dos ayudantes locales que fueron secuestrados junto a los periodistas franceses.

El ministro de Defensa Guérard Longuet, asegura al periódico Le Monde que la negociación con los talibanes "ha durado muchos meses". "Nunca se ha perdido el contacto con los secuestradores. Comenzaron por reclamar cosas difíciles, como la liberación de prisioneros detenidos. De hecho, hacía ya más de seis meses que las condiciones para la liberación habían sido ya resueltas. Pero en el sistema jerárquico complicado de los talibanes los que tenían a los secuestrados, que querían liberarlos, esperaban el permiso de aquellos que se encontraban fuera del teatro de operaciones". ¿Ha habido pago de rescate? "No lo creo", se limita a responder el ministro.

El Elíseo también desmiente, según este periódico, haber pagado un rescate por la liberación de los dos informadores. En un comunicado hecho público hace unas horas, Nicolas Sarkozy se limita a alegrarse de la liberación de los dos reporteros y a agradecer la ayuda del presidente afgano Hamid Karzai. Durante este año y medio de secuestro se han sucedido varios anuncios de liberaciones inminentes que luego se volvieron falsos y, desde hace meses, una cerrazón informativa encaminada a llevar la negociación a un buen y definitivo buen puerto.

Durante todo este tiempo, sin desmayo, se han sucedido las concentraciones, manifestaciones de apoyo y testimonios comprometidos de los compañeros periodistas franceses de los dos secuestrados. Ni un solo día de los 547 que ha durado el secuestro han dejado de recordarles en televisión y en otros medios. De hecho, hoy se celebraba una concentración en el centro de París que comenzó unas horas antes de que se hiciera pública la liberación de los dos rehenes. Según un periodista que les ha podido ver ya en Afganistán, los dos reporteros "se encuentran bien de moral".