Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hillary Clinton hará su primera visita oficial a España este fin de semana

La secretaria de Estado se reunirá con el Rey, Zapatero y Trinidad Jiménez

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, realizará su primera visita oficial a España este fin de semana, según fuentes diplomáticas españolas y estadounidenses. Está previsto que Clinton llegue a Madrid procedente de Vilnius (Lituania), donde participará en una reunión ministerial de la comunidad de democracias, y que sea recibida por el Rey, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y por la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, antes de regresar a Washington.

La importancia de la visita radica en que se trata de la primera que hace a España una responsable de la diplomacia estadounidense desde junio de 2007, cuando estuvo en Madrid Condoleezza Rice, secretaria de Estado de George W. Bush. La máxima autoridad de la Administración Obama que ha viajado a España es el vicepresidente Joe Biden, en mayo de 2010.

La guerra de Afganistán, la intervención en Libia, las revueltas árabes, el conflicto de Oriente Próximo o la situación de América Latina, con hincapié en Cuba y Venezuela, son algunos de los asuntos que abordará Clinton en Madrid, según las mismas fuentes.

Trinidad Jiménez se reunió por vez primera con Clinton en noviembre pasado en la cumbre de la OTAN en Lisboa (Portugal). En enero de este año, la ministra española fue recibida por Clinton en Washington. Desde entonces, estaba pendiente la devolución de la visita. Los últimos detalles de la misma se cerraron la semana pasada en Guatemala, donde ambas coincidieron en la conferencia internacional sobre seguridad en Centroamérica.

Lo que se descarta en medio diplomáticos es que el presidente estadounidense, Barack Obama, visite España antes de que Zapatero deje La Moncloa. La decisión de Washington de cancelar la cumbre bilateral EE UU-UE, prevista para mayo de 2010 en Madrid, durante la presidencia semestral española de la Unión, frustró la visita.