Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio del depuesto presidente tunecino Ben Ali se iniciará el 20 de junio

Las investigaciones le imputan cargos de malversación de fondos, blanqueo de dinero y abuso de poder

El expresidente tunecino Zine el-Abidine Ben Ali, que huyó a Arabia Saudi el pasado mes de enero y está declarado en rebeldía, será juzgado el próximo 20 de junio de más de 90 cargos, según ha manifestado este lunes el primer ministro tunecino interino. "Ben Ali asumirá su responsabilidad en un juzgado militar y también civil", ha afirmado Caid Beji Bess en una entrevista a la cadena de televisión catarí Al Jazeera.

El Ministerio tunecino de Justicia ya había anunciado hace unos días que el presidente derrocado y su esposa, Leila Trabelsi, serían juzgados próximamente, aunque no había especificado fecha alguna. Las investigaciones en curso imputan al expresidente tunecino, a su mujer y a exministros y exfuncionarios del régimen numerosos delitos entre lso que se encuentran homicidio, abuso de poder, malversación de fondos, blanqueo de dinero o violación de la normativa sobre contratación pública.

Ben Ali rompió su silencio el pasado 6 de junio, calificando el juício de "farsa", a través de su abogado Francés Jean-Yves Le Borgne. Según su letrado, "ese juicio es una farsa con un único significado: ilustrar una ruptura simbólica con el pasado". Ben Ali también declaró a través de su abogado en París que "no tiene bienes inmuebles o cuentas bancarias en Francia ni en cualquier otro país extranjero", en contra de lo que se ha venido manifestando durante los últimos meses.

Ben Ali huyó a Arabia Saudí tras las protestas masivas del mes de enero y después de 23 años en el poder. Durante los últimos meses se han sucedido los rumores acerca del estado de salud del expresidente. Desde fuentes cercanas a su familia, se había llegado a afirmar que Ben Ali había sufrido un derrame cerebral y que se encontraba en coma.