Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez considera incapacitado al acusado del tiroteo de Arizona

El 21 de septiembre se decidirá en una audiencia si Jared Lee Loughner entiende los 49 cargos presentados contra él

El juez que instruye el caso del tiroteo contra la congresista demócrata de Arizona Gabrielle Giffords, en el que murieron seis personas, ha decidido este miércoles que el acusado, Jared Lee Loughner, está incapacitado mentalmente para someterse a juicio, lo que paraliza los procedimientos legales hasta el próximo 21 de septiembre, cuando se decidirá en una audiencia si el acusado entiende los 49 cargos que se han presentado contra él y si está en condiciones de participar activamente en su defensa. Hasta entonces, Loughner permanecerá en una institución de reclusión psiquiátrica del Gobierno federal.

"En este momento, el señor Loughner no entiende el caso abierto contra él", dijo en audiencia pública el juez Larry Burns. No le hizo falta repetirlo, dado que instantes antes había quedado patente el estado emocional del acusado. Loughner, de 22 años, tuvo que ser escoltado fuera de la sala de audiencias del juzgado por sus gritos contra el juez. "Gracias por esta pantomima", gritó. "Murió delante de mí. Esto es una traición". Semanas y meses antes del tiroteo, Loughner dio señales, en Internet y en la institución educativa en la que estudiaba, de severa inestabilidad mental.

Dos psiquiatras que examinaron a Loughner en una prisión preventiva de Misuri testificaron ante el juez que sospechan que padece esquizofrenia. El juez Burns reveló que Lougher le mandó desde presidio dos cartas en las que se quejaba profusamente de los abogados que le habían sido asignados. El magistrado dijo que las razones que el preso le ofrecía eran en realidad una muestra de su inestabilidad mental.

Loughner fue arrestado el 8 de enero, tras ser reducido instantes después de abrir fuego en un acto electoral de la congresista Gabrielle Giffords en Tucson. Se le acusa de haber disparado a la cabeza a la legisladora y de haber abierto fuego indiscriminadamente contra la multitud posteriormente. A causa de sus disparos fallecieron seis personas, entre ellas el juez federal John Roll y una niña de nueve años. Otras 13 resultaron heridas de consideración. Giffords sobrevivió, después de varios días en coma, y sigue recuperándose en un hospital de Houston.