Bin Laden planeaba hacer otro 11-S en Estados Unidos según su diario

Funcionarios norteamericanos revelan algunos de los detalles y planes escritos en sus notas personales

Osama bin Laden pensaba que otro 11-S contra Estados Unidos obligaría a la Casa Blanca a cambiar sus planes políticos en toda la región árabe, según dejó escrito en su diario. Funcionarios estadounidenses, en condición de anonimato, han revelado algunas de las ideas, los planes y detalles operativos que el líder de Al Qaeda dejó en su diario.

Bin Laden pensaba que ataques más pequeños no tendrían el efecto deseado en la guerra contra Estados Unidos. Su objetivo era matar el máximo número de estadounidenses posibles. Para ello, sugiere a sus seguidores que no se limiten a ataques en Nueva York, sino que consideren otras como Los Ángeles.

También les plantea que los atentados no sean solo en aviones sino también en trenes y que elijan fechas significativas. Entre estas, cita el 4 de julio, día de la independencia en EE UU, o el 10º aniversario del 11-S, el próximo septiembre.

Más información

Junto al diario, escrito a mano, se han encontrado cinco ordenadores y 100 memorias externas digitales. Con esta información, según los funcionarios norteamericanos, se ve cómo Bin Laden seguía teniendo influencia y control sobre la red terrorista a pesar de permanecer durante años escondido en Abbottabad, ciudad a unos 50 kilómetros de Islamabad, capital de Pakistán. Según ProPublica, las fuentes norteamericanas aseguran que el rol de Bin Laden dentro de Al Qaeda es evidente, tanto en el aspecto táctico como estratégico y, principalmente, para los mayores operativos y amenazas.

El Fiscal General de EE UU, Eric Holder, ha asegurado hoy en una entrevista en la cadena BBC que "Bin Laden no fue asesinado". La misión contra el líder de Al Qaeda fue de "muerte o captura" y que los militares estadounidenses estaban dispuestos a aceptar la rendición del terrorista más buscado por Washington.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Reforzado por la popularidad y la autoridad ganadas con la muerte de Osama bin Laden, Barack Obama prepara para la próxima semana un mensaje al mundo árabe y musulmán con el que pretende rediseñar la política norteamericana en esa región y presentar nuevas propuestas en relación con el conflicto palestino-israelí. La Casa Blanca confirmó ayer que el discurso irá dirigido a "una audiencia de amplio espectro en Oriente Próximo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción