Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mercados celebran el ascenso de Keiko Fujimori en los sondeos

La candidata presidencial peruana aventaja por primera vez a Ollanta Humala a tres semanas de la segunda vuelta

Keiko Fujimori, hija del expresidente peruano Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, ha remontado la desventaja que tenía respecto al nacionalista Ollanta Humala con vistas a la vuelta definitiva de las presidenciales peruanas el próximo 5 de junio. De acuerdo con las encuestas de los últimos días, la elección será muy reñida. La empresa Ipsos Apoyo, una de las más influyentes, le ha otorgado por primera vez en la campaña el liderazgo a la candidata de Fuerza 2011 con el 41% de la intención de voto frente al 39% para Humala. Otros dos sondeos, el de la Pontificia Universidad Católica del Perú y Datum, mantienen a Humala en primer lugar pero con un margen estrechísimo.

Humala partió tras la primera vuelta con una ventaja de poco más de siete puntos y su popularidad se ha estancado, mientras que la de Fujimori ha crecido, sobre todo en el norte del país y la región amazónica. La noticia ha sido muy celebrada por los mercados, que han recuperado buena parte del terreno que habían perdido desde que los resultados de la primera vuelta colocaron en cabeza al exmilitar golpista. Tan pronto como se empezó a especular con el ascenso de la candidata, la Bolsa de Lima experimentó espectaculares subidas de más del 6% y del 5%. Por otra parte, una encuesta encargada por Morgan Stanley y difundida en Nueva York que daba un empate entre los candidatos contribuyó a la euforia bursátil.

Las fuertes alzas se produjeron a contracorriente de los resultados en otros mercados de la región, lo que para los analistas confirma que la Bolsa peruana se mueve de acuerdo con los resultados de las encuestas y no al papel de las empresas. "Sin duda, el capital se siente más a gusto con la idea de Keiko presidenta", dice el economista Eduardo Morón. Queda, de todos modos, mucha tela por cortar. La encuesta de Ipsos Apoyo señala que un 8% de electores no ha decidido aún su voto.

Ambiente crispado

A falta de poco más de tres semanas para los comicios, el clima se torna cada vez más tenso y crispado. La semana pasada Kenji Fujimori, hermano menor de Keiko, que acaba de ser elegido congresista con la más alta votación en Lima, fue atacado en la ciudad de Juliaca por una turba afín al partido de Humala que le arrojó huevos y obligó a cancelar sus actividades. Otro grupo de manifestantes, entre los que se identificó a algunos militantes del partido nacionalista, agredió al periodista Jaime de Althaus cuando salía del canal de televisión donde trabaja. El martes, la comitiva de Keiko Fujimori fue víctima de otro ataque con huevos cuando se desplazaba por la localidad de Satipo, en la selva central del país.

Portavoces de Gana Perú, de Humala, han negado responsabilidad y condenado los ataques. Uno de ellos, Daniel Abugattas, ha sugerido que todo es un montaje del fujimorismo.

A juzgar por las encuestas, los intentos de Humala de moderar su imagen radical para convencer al electorado limeño y de clase media no han dado buenos resultados. En las últimas semanas ha insistido en que gobernará por consenso y firmó el acuerdo nacional, un documento al estilo de los Pactos de La Moncloa españoles creado durante la presidencia de Toledo, que garantiza que gane quien gane cumplirá unas políticas públicas concretas.