Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CIA dice que las fotos de Bin Laden verán la luz

La Casa Blanca cree que mostrar la imagen del líder de Al Qaeda puede resultar "incendiario", pero que se hará "tarde o temprano".- Los talibanes dudan de la fiabilidad de las pruebas de ADN

El Gobierno estadounidense publicará las fotos del cadáver de Osama Bin Laden. Después de un día de intenso debate en la Casa Blanca sobre la conveniencia de mostrar el cuerpo sin vida del terrorista saudí, líder de Al Qaeda, por el riesgo que conllevará de alentar el antiamericanismo en el mundo musulmán, el director de la Agencia Central de Inteligencia, Leon Panetta, ha anunciado que esas fotos verán la luz, para disipar cualquier tipo de duda sobre la identidad del cadáver que EE UU trasladó de Pakistán a Afganistán y lanzó finalmente al mar.

"No creo que quepan dudas de que finalmente se presentará alguna de esas fotos al público", dijo el director Panetta en una entrevista con el programa NBC Nightly News. "No hay duda de que existe una preocupación y que hay dudas que debían ser discutidas sobre qué impacto tendrán esas fotos. Pero lo importante es que dimos con Bin Laden, y creo que tenemos que mostrarle al resto del mundo el hecho de que pudimos capturarle y matarlo".

Diversos legisladores norteamericanos pidieron al Ejecutivo que les diera la prueba visual definitiva de que el cuerpo que los soldados lanzaron al océano era el del líder de Al Qaeda. Algunos miembros del Gobierno creían que la imagen de Bin Laden con un disparo en la cabeza podría darle fuelle al antiamericanismo en el mundo islámico. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, admitió ayer que esas fotos existen pero que hay una razón para dudar sobre la conveniencia de su difusión. "Son unas fotos desagradables", dijo. "Podrían ser inflamatorias".

Existen al menos tres grupos de fotos que confirmarían que Washington ha acabado con Osama Bin Laden: de la operación en Abbottabad, Pakistán; del hangar militar en Afganistán donde se llevó el cuerpo, y de la ceremonia en la que se lanzó el cuerpo al océano. En Washington preocupa que las imágenes le den fuelle al antiamericanismo en el mundo islámico, sobre todo cuando el Pentágono está participando, en este momento, a través de la OTAN, en el conflicto libio.

Obama ordenó, además, una prueba con muestras de ADN del cuerpo que se lanzó al mar. Al contrastar esas muestras con otras, de familiares de Bin Laden, los científicos del gobierno norteamericano obtuvieron una coincidencia cercana al 100%.

Detractores de EE UU, sin embargo, exigen pruebas gráficas. Ha sido la primera reacción de los rebeldes Talibán, a quienes el Pentágono les disputa el control de las zonas tribales de Afganistán. "Estas son noticias que nos vienen sólo de una parte, de la oficina de Obama, y los americanos no han mostrado ninguna prueba que ayude a confirmar esa información", dijo su portavoz, Zabiullah Mujahid, en un correo electrónico enviado a los medios de comunicación. "Fuentes cercanas a Osama Bin Laden no han confirmado o refutado esa información".

No hay dudas sobre la identidad del fallecido entre la clase política norteamericana. Tanto demócratas como republicanos felicitaron a la Casa Blanca por la operación y consideraron concluyentes las pruebas de ADN. Un grupo de legisladores, sin embargo, pidió a Obama que difundiera las imágenes para evitar teorías conspiratorias. "Mi instinto me dice que será probablemente necesario publicar esas fotos, pero respetaré cualquier decisión que tome el presidente", dijo el presidente del Comité de Seguridad Nacional del Senado, el independiente Joe Lieberman, en conferencia de prensa en el Capitolio.

La senadora republicana Susan Collins se le unió para pedir también la difusión de esas imágenes, aunque se mostró "totalmente convencida" de que el cuerpo era el de Bin Laden. "Aun así, reconozco que habrá quienes quieran alimentar el mito de que sigue vivo", dijo. No todos los republicanos opinan del mismo modo. El senador por Florida Marco Rubio dijo, en conferencia de prensa, que la Casa Blanca no tiene nada que demostrar a los Talibán: "Si no ha muerto, que emita un vídeo para demostrarlo. A él se le daba muy bien eso".