Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prensa china acusa a Ai Weiwei de estar a punto de "cruzar la línea roja"

Esta es la primera reacción oficial desde que el artista y disidente chino, que se encuentra en paradero desconocido, fuera detenido este fin de semana

Un editorial del diario Global Times, uno de los medios en inglés de la propaganda china, ataca hoy a Occidente por pedir la liberación del famoso artista y activista Ai Weiwei, al que acusa de estar "a punto de cruzar la línea roja" y de infringir la ley, lo que según analistas indica que Pekín prepara un arresto formal. "Ai Weiwei ha escogido un camino diferente del resto de la gente en cuanto a la ley. Sin embargo, la ley no cederá ante disidentes sólo por las críticas de los medios occidentales", señala el editorial del medio, que pertenece al grupo del Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista de China (PCCh).

Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, la Unión Europea y Australia se unieron ayer a la ONG Amnistía Internacional (AI) y otros grupos al pedir la liberación de Ai, del que se desconoce su situación tras ser detenido el domingo por la mañana en el aeropuerto de Pekín cuando se disponía a volar hacia Hong Kong.

En otro párrafo, la nota sugiere que el famoso artista, uno de los diseñadores del estadio de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, podría haber incumplido la ley en un viaje realizado el 1 de abril: "Fue a Taiwán a través de Hong Kong. Pero se ha informado de que sus trámites de partida estaban incompletos". El rotativo, cuyos editoriales son famosos por su nacionalismo, asegura que "a Ai Weiwei le gusta hacer cosas que los demás no se atreven a hacer. Se está acercando a los límites de la ley china".

Se trata de la primera "respuesta" del Gobierno chino a las muestras de preocupación por el artista contemporáneo chino de mayor repercusión internacional, también famoso por su irreverente y feroz defensa de causas sociales en su país contra el régimen del PCCh. El silencio oficial se ha visto favorecido por ser lunes y martes festivo en China, y el Buró de Seguridad Pública (policía) de Pekín aseguró hoy a Efe que incluso desconoce quién es Ai, de 53 años, a pesar de ser el artista chino más mediático.

La esposa de Ai, la también artista Lu Qing, ha expresado también su preocupación por la prolongada detención de su marido, inusual en su historial como disidente, y más aún dadas las condiciones físicas del artista, que padece diabetes y presión alta.

La actual campaña de represión contra la reducida y fragmentada disidencia china se inició en octubre, cuando se anunció el Premio Nobel de la Paz 2010 para el disidente encarcelado Liu Xiaobo, y se ha recrudecido desde febrero, tras las llamadas anónimas a emular las revoluciones del norte de Africa y Oriente Medio en China. En estos meses, al menos un centenar de disidentes, incluidos abogados de derechos humanos como Teng Biao, Jiang Tianyong y Tan Jitian, han sido detenidos y se desconoce su situación; incluso la esposa del Nobel Liu Xiaobo, la poetisa y fotógrafa Liu Xia, permanece en arresto domiciliario desde el 8 de octubre.