Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naciones Unidas se plantea aprobar la zona de exclusión aérea en Libia

Un borrador de resolución del Consejo de Seguridad contempla tomar "las medidas necesarias" para prohibir los vuelos sobre el país

Naciones Unidas se plantea aprobar la zona de exclusión aérea en Libia
EL PAÍS

Un borrador de resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al que ha tenido acceso la agencia Reuters, contempla la declaración de una zona de exclusión aérea sobre Libia y llama a todos los países miembros a adoptar "todas las medidas necesarias" para impedir el vuelo de aeronaves en el país magrebí con el objetivo de proteger a los civiles. En el borrador también se precisa que los países miembros que aprueben adoptar medidas lo harían en cooperación con la Liga Árabe y Naciones Unidas. Dicha medida pretende inutilizar la aviación libia e impedir así que el presidente libio, Muamar el Gadafi, pueda bombardear desde el aire a los rebeldes que luchan por derrocarle.

Un borrador que podría abrir también la puerta a una posible acción militar más allá de establecer una zona de exclusión aérea (algo que implicaría atacar el arsenal de Gadafi). El borrados explícitamente "autoriza a los miembros de la Liga Árabe y a otros Estados que se lo hayan notificado a Ban Ki-moon -secretario general de la ONU- a tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles y sus objetivos".

Tras recibir el documento, los 15 países con representación en el Consejo han aplazado la sesión, que está previsto que se retome este miércoles. Algunos de los miembros, principalmente Rusia y China, ya han mostrado sus reticencias con esta zona de exclusión aérea, por lo que su aprobación no está garantizada. Mientras la ONU se reunía de nuevo para tratar la situación de Libia, en el país las fuerzas de Gadafi están avanzando hacia Bengasi, principal bastión de los opositores a un dictador que lleva tres décadas en el poder.

El embajador de Francia ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Gerard Araud, ha asegurado que se siente "profundamente afligido" por la falta de reacción de la ONU ante el avance de las fuerzas leales al líder libio. A lo que ha añadido que le gustaría que dicha resolución fuese aprobada mañana, algo que no cree que se vaya a producir tan pronto. "Seguimos progresando, hoy presentamos un texto y se nos hicieron preguntas legítimas. Todos los países se mostraron dispuestos a ayudar, así que mañana (por este miércoles) empezaremos la negociación del texto".

El embajador libio, Nawaf Salam, el único enviado árabe en el Consejo de Seguridad, ha asegurado que el borrador también "fortalece y amplía" las medidas ya adoptas por la ONU en su primera resolución, aprobada de manera unánime, en la que autorizaba a la Corte Penal Internacional de La Haya juzgar a Gadafi por crímenes contra la humanidad así como también le congelaba sus activos, entre otras medidas. Salam también ha indicado que ha pedido a diplomáticos libios ante la

ONU que les ayuden a identificar los lugares donde se podrían crear "zonas seguras" para proteger a la población.

China y Rusia no son los únicos miembros reticentes a adoptar esta resolución, que se sumaría a la primera resolución. El embajador de Alemania ante Naciones Unidas, Peter Wittig, ha asegurado este martes que quedan preguntas "que todavía no han sido plenamente respondidas". A pesar de las reticencias, ha expresado su satisfacción por el hecho de que el proyecto de resolución incluya el refuerzo de las sanciones a Gadafi que Alemania pedía desde hacía días. Así, ha planteado "la participación árabe" en dicha medida o si la implantación de la zona de exclusión aérea es contraria al llamamiento de la Liga Árabe de que "no debería haber intervención extranjera" en la crisis libia. Aún así, el pasado sábado, la Liga Árabe respaldó el establecimiento de una zona de exclusión aérea a pesar de sus reparos sobre una intervención extranjera en la zona.

Rusia y Alemania han impedido este mismo martes que la reunión de ministros de Exteriores del G-8 en París terminara con una declaración a favor de establecer la zona de exclusión aérea. El encuentro ha terminado con la petición la ONU de nuevas medidas para "aumentar la presión" sobre el líder libio a pesar de los esfuerzos de Francia y Reino Unido para emitir una declaración más contundente.

Este mismo martes, Trinidad Jiménez urgía al Consejo de Seguridad de la ONU a que apruebe ya una resolución que autorice la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia. Durante su visita a El Cairo, la primera de un miembro del Gobierno desde la caída de Mubarak, y tras reunirse Jiménez realizó por primera vez una declaración tan clara a favor de la intervención directa de la comunidad internacional.