Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen libio admite 300 muertos durante la revuelta

El primer balance oficial asegura que 189 de las víctimas mortales son civiles y el resto son miembros de las fuerzas de seguridad

Primer balance oficial de víctimas que proporciona el régimen desde que comenzaron las protestas, hace una semana. El responsable de relaciones generales del Ministerio de Interior libio, Naji Abu Hrus, informó anoche en una conferencia de prensa ofrecida por la televisión estatal de que los muertos por los disturbios son 300, de los que 189 son civiles y 111 pertenecen a las fuerzas de seguridad.

En un tono brusco similar al de los discursos de Gadafi y de su hijo Saif el Islam de los dos últimos días, Hrus explicó que entre las víctimas civiles "algunas murieron por error" y cinco personas "debido a que exhibieron banderas israelíes". Además, señaló que en la ciudad de Derna, en el extremo oriental del país, 22 miembros de las fuerzas de seguridad "fueron asesinados por nacionales argelinos".

Según Hrus, máximo responsable de Interior tras la dimisión del ministro -que se unió ayer a los manifestantes e instó al Ejército a sumarse a las "legítimas demandas del pueblo"-, tanto en Derna como en Al Baida, también en el este, "se ha proclamado la creación de un emirato" por parte de líderes islamistas que fueron liberados de prisión "hace no mucho tiempo" a través de las medidas de gracia del líder libio, Muamar el Gadafi.

En la misma conferencia de prensa, el secretario general del Congreso Popular del Pueblo libio, Beljasem Zui, acusó a Qatar de utilizar la cadena de televisión Al Yazira "para golpear la estabilidad de Libia y sembrar disturbios". "La calma se ha restablecido en casi todas las regiones del país, con excepción de la región oriental", sostuvo Zui, quien auguró que en esa zona del país "todo volverá al orden en los próximos días".

Según este dirigente, que permanece fiel a Gadafi, en Bengasi los manifestantes se apoderaron de metralletas y carros de combate tras atacar cuarteles y comisarías. "Los que han provocado los disturbios están a sueldo de los servicios secretos americanos e israelíes", insistió.

HRW suma 300 víctimas civiles

El único recuento de víctimas ofrecido hasta ahora, el de Human Rights Watch, la cifra de muertos civiles se sitúa en torno a 300. Aunque la organización no ha ofrecido un balance global, ayer informó de que al menos 62 personas han fallecido en Trípoli desde el domingo, y hasta ese día había calculado alrededor de 223 fallecidos en todo el país.

Las 62 víctimas registradas en Trípoli hasta ayer se corresponden con los cadáveres que llegaron a las morgues de dos hospitales de la capital libia, según fuentes médicas citadas por HRW en un comunicado. La cifra puede ser mayor si se tiene en cuenta que se trata de informes de solo dos hospitales, los de Abu Salim y el Hospital Central.

La organización asegura además que, según testimonios no confirmados independientemente, desde el lunes las fuerzas de seguridad libias están disparando al azar contra grupos de manifestantes. "Cualquiera, incluyendo Muamar el Gadafi, que haya ordenado o llevado a cabo atrocidades debe saber que será responsable por sus acciones, incluyendo el asesinato de manifestantes", declaró ayer0 la directora de HRW para Oriente Medio y el Magreb, Sarah Leah Whitson.