Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece en un tiroteo en México un agente estadounidense de Inmigración

El ataque, en el que ha resultado herido otro agente, se produjo mientras viajaban en coche oficial a Monterrey

Un agente del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés) ha muerto y otro ha resultado herido en una pierna en un ataque en una carretera de México mientras cubrían un trayecto en un coche oficial desde la capital del país hasta la ciudad norteña de Monterrey, según informa la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana (SRE).

El asesinato se produce después de que la semana pasada la muerte a tiros de tres menores estadounidenses en Ciudad Juárez disparase todas las alarmas y ofreciese una nueva dimensión de la violencia que azota a México desde hace años y que ha costado la vida a más de 34.000 personas.

La secretaria de Seguridad de EE UU, Janet Napolitano, ha sido contundente: "Quiero ser muy clara: cualquier ataque o acto de violencia contra nuestro personal de ICE -o cualquier personal de DHS-, es considerado como un ataque directo contra todos aquellos que sirven en nombre de nuestra nación y que ponen en riesgo sus vidas para garantizar nuestra seguridad". El ministro de Exteriores mexicano también ha condenado el ataque, al tiempo que ha expresado "su solidaridad con los familiares de las personas agredidas y ha asegurado que van a cooperar con las autoridades estadounidenses en las investigación del crimen. El Gobierno estadounidense también ha condenado enerérgicamente el ataque: "Cualquier acto de violencia contra personal del ICE, es un ataque contra todos aquellos que sirven a nuestra nación y ponen su vida en riesgo para nuestra seguridad", ha afirmado tajantemente Janet Napolitano, secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de EE UU.

El ICE ya trabaja con el Departamento de Estado de Estados Unidos y con las autoridades mexicanas, así como con otras agencias de seguridad estadounidenses, para investigar los motivos que han podido causar este ataque contra los dos agentes especiales.

La violencia relacionada con el narcotráfico es habitual en el norte de México desde que en 2006 el presidente del país, Felipe Calderón, lanzara una campaña policial y militar para luchar contra los carteles de la droga. Este no es el primer ataque contra funcionarios norteamericanos en el país. El asesinato en marzo del año pasado de dos ciudadanos norteamericanos y de un mexicano que trabajaba para Estados Unidos llevó al Departamento de Estado de EE UU a aumentar la seguridad en las operaciones que se realizan en el norte de México. Aún así, mientras los ataques de los narcos a la policía mexicana son habituales no lo son tanto contra personal norteamericano.