Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las gemelas suizas desaparecidas tomaron el ferry a Córcega con su padre

Alessia y Livia Schepp, de seis años, llevan en paradero desconocido desde el 30 de enero.- El padre, que supuestamente secuestró a las menores, se suicidó el día 3 sin dejar pistas

Alessia y Livia Schepp, las gemelas suizas de seis años desaparecidas en Italia el pasado 30 de enero, viajaron en ferry en Marsella hacia Córcega con su padre antes de que este se suicidara. Así lo anunció ayer el delegado del Gobierno de la localidad francesa, Jacques Dallest, que también calificó de "muy posible" un desenlace "sombrío" de la desaparición. Los cuerpos de policía de Francia, Suiza e Italia se aferran a la pista del embarque tras 11 días de búsqueda en un caso que recuerda al de la británica Madeleine McCann.

La policía italiana busca además una grabadora propiedad del padre de Alessia y Livia, Mathias Schepp, que supuestamente secuestró a las niñas en Lausana, en el cantón suizo de Vaud. El magnetófono, del que Schepp "no se separaba", podría contener un mensaje con información sobre el paradero de las gemelas, según explicaron los investigadores a la agencia italiana Ansa.

El delegado del Gobierno en Marsella dice que es "muy posible" que las gemelas hayan muerto

Schepp recogió a sus hijas de la casa de su madre, de quien se había separado, el sábado 29 de enero. Debía pasar con ellas el fin de semana, pero dos días después se perdió la pista de la familia. La última comunicación llegó el 31 de enero, cuando el padre envió una postal a su exmujer desde Marsella, en la que le decía que estaba desesperado y que no podía vivir sin ella.

La familia de Alessia y Livia también ha recibido varios sobres con 4.400 euros en total, aunque sin ningún mensaje, según el tío de las niñas. Matthias Schepp retiró unos 7.000 euros el 31 de enero en Marsella, el mismo día que compró tres billetes para el ferry a Córcega.

La madre de las gemelas, Irina Lucidi, lanzó ayer un llamamiento en la televisión italiana RAI 3 para encontrarlas: "El hecho de que los tres hayan sido vistos en Córcega a bordo de un ferry es desde luego una señal de esperanza, ya que ellas pueden estar en alguna parte en manos de alguien", ha señalado.

Lucidi solicitó la colaboración ciudadana en otra aparición televisiva: "Incluso si se acuerdan de un detalle que no parece gran cosa, si pueden contacten a la policía y den parte de toda la información que nos pueda ayudar a encontrarlas". La familia ha creado un grupo de Facebook que ya reúne a más de 8.000 personas. Allí, los parientes de Livia y Alessia insisten:"No abandonaremos. Debemos continuar".

Interpol ha calificado el caso de "prioritario" y ha activado la alerta en sus 188 países miembros. Además ha puesto en marcha un teléfono de contacto (0041216448231) para aquellas personas que tengan información sobre la desaparición de las menores.