Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comunidad internacional apela a una transición pacífica en Túnez

El Gobierno español hace un llamamiento a la calma y pide que se convoquen elecciones

La comunidad internacional, que está siguiendo muy de cerca la revuelta que este viernes ha forzado la huida del presidente de Túnez, Zine Abidine Ben Ali, llama al diálogo y a la calma. Tanto Estados Unidos como la UE, así como organismos internacionales como la ONU, han emitido comunicados para pedir que se abra un proceso democrático pacífico en el país.

"Queremos expresar nuestro apoyo y reconocimiento al pueblo tunecino y a sus aspiraciones democráticas, que deben lograrse de forma pacífica", han afirmado la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton, y el comisario europeo encargado de relaciones con países vecinos, Stefan Füle, en un comunicado. También han pedido que todas las partes implicadas muestren calma para que no haya más violencia ni víctimas, ya que "el diálogo es clave". Francia, país del que Túnez se independizó en 1956, asegura que "toma nota de la transición constitucional" anunciada por el primer ministro tunecino, Mohamed Ghanuchi, que ha asumido la presidencia interina tras la salida de Ben Ali y subraya que "solo el diálogo puede aportar una solución democrática y duradera a la crisis actual". Además, el presidente Nocolas Sarkozy ha desaconsejado "vivamente" todos los desplazamientos que no sean "urgentes" debido a la "situación inestable" que atraviesa el país africano. Como consejos a todos aquellos que se encuentran ya en Túnez, París recomienda que dispongan en todo momento de documentos identificativos, que sigan las consignas de las fuerzas de seguridad y que eviten las aglomeraciones "bajo cualquier circunstancia".

El Gobierno español, por su parte, ha hecho un "llamamiento a la calma" y apela a las autoridades que han asumido provisionalmente el poder para que "promuevan la concertación nacional en estos momentos difíciles y convoquen elecciones generales cuanto antes y con plenas garantías". El Ejecutivo de Zapatero califica de "positivo" que haya habido una reacción en Túnez a las demandas de la sociedad y cree que las medidas anunciadas por el presidente tunecino -la convocatoria de elecciones legislativas- "marcan la línea adecuada, en la que debe profundizarse, para restablecer la normalidad y contribuir a un futuro mejor".

Elena Valenciano, secretaria de Política Internacional, ha señalado que tanto en Túnez como en Argelia "hay una bomba demográfica que no aguanta más, y los gobiernos tienes que ser conscientes de que los jóvenes necesitan un futuro". Otro país europeo que se ha pronunciado es Alemania, donde la canciller, Angela Merkel, ha instado a las autoridades de Túnez a actúar de forma pacífica tras calificar la situación de "muy seria" y ha añadido que el objetivo común ahora es "evitar víctimas humanas".

Desde la ONU, su secretario general, Ban Ki-moon, insta a todas las partes a "hacer los máximos esfuerzos para establecer un diálogo y resolver los problemas de manera pacífica y legal, para evitar más pérdidas de vidas humanas y violencia". Ban Ki-moon ha pedido a los tunecinos que encuentren una solución "democrática" a las protestas populares.

Obama aplaude el coraje de los tunecinos

En Estados Unidos, el presidente Obama ha aplaudido el "coraje y dignidad" demostrado por el pueblo tunecino y ha pedido contención en el país africano, así como la celebración de elecciones "justas" tras la salida de Ben Ali. "Condeno el uso de la violencia contra los ciudadanos que pacíficamente manifiestan su opinión en Túnez, y aplaudo el coraje y dignidad del pueblo tunecino", señala Obama en un comunicado distribuido por la Casa Blanca.

"Pido a todas las partes que mantengan la calma y eviten la violencia, y llamo al Gobierno tunecino a respetar los Derechos Humanos y celebrar elecciones libres y justas en un futuro cercano", explica Obama, para quien estos comicios deben reflejar el "verdadero deseo" de los ciudadanos. El mandatario estadounidense dice "no tener duda" sobre el futuro "más brillante" que tiene Túnez por delante si es "guiado" por las voces de sus ciudadanos. En este sentido, recuerda que "los países que respetan los derechos univarsales son más fuentes y más exitosos que los que no lo hacen".