Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos siete muertos en Irán a causa de un terremoto

Un seísmo de 6,3 en la escala de Richter deja cientos de personas atrapadas

Al menos siete personas han muerto en un terremoto de magnitud 6,3 que ha sacudido el sureste de Irán y cientos permanecen atrapadas entre los escombros, según han informado las autoridades iraníes. El seísmo se produjo a las 19.41 del lunes, hora peninsular española, y tuvo su epicentro en la región de Kerman, un área montañosa en el sureste del país.

"Siete personas han muerto y cientos han resultado heridos. Cientos de personas siguen atrapadas bajo los escombros", ha declarado Najjar Esmail, gobernador de la provincia de Kerman, a la agencia semioficial de noticias Mehr. Además, tres aldeas han sido destruidas, según informa la televisión estatal iraní.

Al seísmo, de magnitud 6,3 en la escala de Richter, según mediciones del Servicio Geológico de EE UU, le han seguido, al menos, nueve réplicas, una de las cuales ha alcanzado el 5 de Richter, según la agencia oficial de noticias IRNA.

En la zona afectada por el terremoto hay unas 30 aldeas con baja densidad de población, por lo que las autoridades no esperan que las víctimas sean numerosas. "Estos pueblos no están muy poblados ... No estamos esperando un alto número de muertes y hasta el momento 25 personas han resultado heridas ", ha declarado Mohammad Javad Kamyab, un empleado de la oficina del gobernador. "El área afectada por el terremoto es una zona desierta", ha asegurado otro. Sin embargo, las labores de rescate están siendo complicadas y otro funcionario local ha declarado que el acceso a las áreas afectadas "está siendo muy difícil".

Independientemente del número de víctimas, los daños materiales de las zonas afectadas son importantes. La televisión estatal ha recogido las palabras de un anónimo oficial de la Media Luna Roja local, quien ha afirmado que "en algunas partes rurales de la región el terremoto ha causado fuertes daños a los edificios, especialmente en el pueblo de Hosseinabad, donde las casas estaban hechas de ladrillos de barro".

El seísmo también se ha sentido en la provincia suroriental de Sistán-Baluchistán, fronteriza con Afganistán y Pakistán.

Irán está situado en la confluencia de dos de las principales placas tectónicas en conflicto sobre la Tierra y, según las autoridades iraníes, sufre al menos un temblor al día. El último terremoto de gran intensidad destruyó en diciembre de 2004 gran parte de la histórica ciudad de Bam, en el este del país, y mató a más de 30.000 personas, una cuarta parte de la población.