Continental Airlines, condenada por el accidente del Concorde de 2000

Un tribunal francés declara a la compañía estadounidense culpable de homicidio involuntario de 113 personas

El tribunal francés de Pontoise ha declarado culpable a la compañía aérea estadounidense Continental Airlines del accidente del Concorde de Air France en el que murieron, el 25 de julio de 2000, 113 personas. La compañía estadounidense deberá pagar 200.000 euros de multa y un millón de euros a Air France en concepto de daños de imagen e intereses. A juicio del tribunal, ha quedado demostrado que el Concorde despegó a las cuatro de la tarde del aeropuerto parisiense de Charles de Gaule envuelto en llamas después de que una de sus ruedas estallase al toparse con una lámina afilada de titanio de un metro de larga que se encontraba tirada en la pista.

Las llamas de la rueda pasaron al depósito de combustible, lo que resultó fatal para el avión. El piloto intentó, infructuosamente, aterrizar en el aeropuerto cercano de Le Bourget, pero lo único que consiguió fue estampar el avión en una zona cercana. La lámina de titanio pertenecía a un DC 10 de la compañía Continental Airlines que había despegado minutos antes y que se había caído del avión por una negligencia, según el tribunal.

Más información
Comienza el juicio por el accidente del Concorde que causó 113 muertos en 2000
113 muertos en el Concorde estrellado en París
British Airways pone fin a 27 años de historia del Concorde

La multa puede parecer ridícula, dada la cantidad de personas que murieron. Pero hay que tener en cuenta que todas las víctimas -la mayoría turistas alemanes que se dirigían a Nueva York para embarcar en un crucero- fueron indemnizadas un año después del accidente. Por eso, ninguna se ha presentado como acusación particular en el juicio. La compañía Continental Airlines, que mantiene que el incendio del Concorde se declaró antes de tropezar con la lámina de titanio, ha afirmado que recurrirá la decisión judicial.

El accidente significó la defunción de este modelo supersónico, el Concorde, de fabricación franco-británica, que debutó en 1969, al que la subida del combustible convirtió pronto en mal negocio y que estaba ya cuestionado. El último Concorde voló en 2003.

Momento en que el Concorde del vuelo 4590 de Air France despega con sus motores en llamas del aeropuerto Charles de Gaulle de París el 25 de julio de 2000
Momento en que el Concorde del vuelo 4590 de Air France despega con sus motores en llamas del aeropuerto Charles de Gaulle de París el 25 de julio de 2000AP
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Fotografía de archivo del accidente del Concorde donde murieron 113 personas el pasado 25 de julio de 2000.
Fotografía de archivo del accidente del Concorde donde murieron 113 personas el pasado 25 de julio de 2000.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS