Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Marruecos anuncia que "reexaminará" sus relaciones con España

El Ejecutivo de Zapatero reacciona con cautela y ofrece diálogo para mantener "las mejores relaciones posibles".- Los legisladores marroquíes se reunirán este viernes para evaluar la posición del Parlamento español sobre el desmantelamiento del campamento de El Aaiún

El Gobierno de Marruecos considera que "las circunstancias requieren una revaluación del conjunto de sus relaciones con España en todos los ámbitos", según ha anunciado este jueves el ministro marroquí de Comunicación y portavoz, Jalid Naciri. Esta es la reacción de Rabat a la aprobación en el Pleno del Congreso de una moción de IU-ICV en la que se pide al Gobierno "condenar los incidentes violentos" ocurridos durante el desalojo del campamento saharaui de El Aaiún, en el Sáhara Occidental, aunque sin mencionar a Marruecos. El Parlamento marroquí se reunirá este viernes en sesión plenaria para examinar la posición del Congreso de Diputados español, informa la agencia oficial MAP.

En España, el Ejecutivo de Zapatero ha reaccionado con prudencia a las palabras de Naciri. A través de un breve comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno ha ofrecido diálogo y ha expresado su voluntad de mantener "las mejores relaciones posibles desde el respeto a las instituciones de cada país". La nota asegura que se "mantienen todos los canales de comunicación abiertos" para abordar los asuntos de interés común con Rabat.

Poco antes de este comunicado, el presidente del Senado, Javier Rojo, apeló a "la moderación, la responsabilidad y la inteligencia". "Tenemos intereses comunes y tenemos responsabilidad. No por más gritar vamos a resolver nada. Hay que reconducir los asuntos por complejos que sean, en el diálogo está la solución", dijo.

La ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, tiene intención de hacer declaraciones sobre la reacción de Marruecos este viernes desde Mar del Plata (Argentina), donde se encontrará representando a España con los Reyes en la Cumbre Iberoamericana.

La moción aprobada en Madrid también insta al Ejecutivo a "expresar a las autoridades marroquíes su preocupación ante las informaciones sobre violaciones de derechos humanos en el territorio del Sáhara Occidental". El texto es similar a los aprobados por el Senado el pasado martes y por el Parlamento Europeo la semana pasada, que también recibió el respaldo de todos los grupos políticos, y que Marruecos tildó de "parcial, injusta y precipitada".

El Ejecutivo de Zapatero siempre ha insistido en que no condenaría a Rabat mientras no haya datos suficientes para saber lo que ocurrió en el desalojo el pasado 8 de noviembre y en los disturbios de los días posteriores.

"Hostilidad hacia Marruecos"

En su rueda de prensa semanal tras el Consejo de Gobierno de este jueves, Naciri aseguró que la moción aprobada por el Congreso de los Diputados español "se caracteriza por su hostilidad hacia Marruecos" y "contiene expresiones antimarroquíes que son inaceptables". Según el portavoz, los partidos españoles que han votado a favor de la resolución están movidos por "viejos complejos hacia Marruecos" y utilizan las diferencias con el reino alauí para sacar rédito electoral.

"Las fuerzas políticas españolas ponen una vez más a Marruecos en el corazón de la lucha política interna, dentro de una carrera electoral desenfrenada a fin de desviar la atención de la opinión pública española de la profunda crisis económica", subrayó el portavoz.

Asimismo, Rabat lamenta que las Cortes españolas hayan "preferido condenar a Marruecos en lugar de felicitar a las autoridades por la cordura y la responsabilidad que demostraron en los últimos incidentes de El Aaiún, que no provocaron ninguna muerte entre civiles".