Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La creación del mito Kirchner

El periodista Luis Majul retrata al ex presidente argentino en 'El dueño'

No hace ni dos meses de la muerte del ex presidente Néstor Kirchner y su figura ya es tratada por algunos como un mito. Así lo explica el periodista argentino Luis Majul, autor de El dueño (Planeta), que se edita ahora en España, una biografía que aborda la personalidad del "presidente más poderoso y vengativo que ha tenido Argentina", fallecido el pasado 27 de octubre. La obra se presenta mañana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. El dueño ha vendido más de 230.000 ejemplares en Argentina. Majul asegura que el éxito de la obra responde a que "los argentinos han hecho suyo el libro".

Para dar una idea de la expectación, tanto de ciudadanos como del Gobierno, Majul relata una anécdota. Justo después de su publicación, en enero de este año, la obra se agotó en las librerías argentinas. "Yo estaba feliz", recuerda su autor, el periodista argentino Luis Majul. Al poco tiempo, cayó en la cuenta de que los compradores trabajaban para el Gobierno y que el objetivo era "quebrar el stock", una expresión utilizada en el mundo editorial que se refiere al intento de cortar el efecto de recomendaciones de boca en boca. El golpe tuvo el efecto contrario: la segunda edición se agotó rápidamente.

El dueño, según su autor, puede ser leído de tres maneras. "Como un ensayo que permita comprender la política argentina de los últimos años, como un mapa de la corrupción estructural del Estado o como la biografía no autorizada de un niño que nació con el paladar perforado, que sufría estrabismo, que tenía mala dicción y que era el objeto de burla de sus compañeros en el colegio", explica Majul.

Los defectos físicos de Kirchner, asegura, influyeron profundamente en su personalidad. El libro evoca una comparación del ex presidente con el Ricardo III de Shakespeare. Un personaje "cuyo resentimiento hacia el mundo fue el motor para impulsar su ansia de poder y su poco respeto hacia las normas y las instituciones", afirma el periodista argentino.

Majul comenta que Néstor Kirchner, "el presidente más poderoso que ha tenido Argentina desde la vuelta a la democracia en 1983", era un hombre que tenía "el mal de los ludópatas, que es jugar siempre al mismo número. Él lo hacía con sus políticas. No sabía si ganaría o perdería, pero la adrenalina de jugar ese único número estuvo siempre presente en sus acciones", aun cuando sabía que "tarde o temprano iba a tener una derrota política humillante".

La obra hace un exhaustivo recuento de las disputas y los negocios del ex presidente argentino. Majul también habla sobre la influencia del ex mandatario sobre su esposa, la actual presidenta Cristina Fernández, quien, asegura Majul, mantenía una "profunda dependencia psicológica" con su marido hasta el momento en que él murió. Esto, matiza, "no significa que ella no tenga personalidad ni capacidad para gobernar, que la tiene", pero sí que la figura de Néstor Kirchner era "tan abrumadora y omnipresente" en la política argentina que acabó resultando "absolutamente determinante".

"Néstor Kirchner y Cristina Fernández tenían papeles muy claros. Ella se ocupaba de varios de los asuntos institucionales del Gobierno y él de la realpolitik, es decir, de establecer acuerdos y contratos no documentados ni firmados para llegar a compromisos políticos", comenta.

La muerte del ex presidente, añade, no ha detenido a "la maquinaria de comunicación del Gobierno kirchnerista". Majul describe que este aparato consiguió brindar al funeral de Néstor Kirchner "una magnitud excepcional" que hizo "recordar a algunos las grandes despedidas, como la de Eva Perón o la del ex presidente Raúl Alfonsín". Describe incluso que, a solo unos meses de su muerte, existe el objetivo de convertirle en un mito. "Hay una cantidad inumerable de activistas kirchneristas que escriben en blogs, en Twitter, en las notas que hacemos varios periodistas y las llenan de insultos. Intentan convertir a Kirchner en una especie de icono. Quieren acelerar la construcción de un mito. Convertir a Kirchner en una mezcla de la parte más romántica del Che Guevara, Eva Perón y Juan Domingo Perón".