Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinada en el norte de México la primera jefa municipal de policía

Fue interceptaba cuando se dirigía en coche a su trabajo, sola y sin escolta.- Tenía 38 años y llevaba un mes y medio en el cargo

Ha durado apenas un mes y medio en el puesto antes de caer acribillada a balazos. La primera mujer mexicana en converirse en jefa de la policía, Hermila García Quiñones, ha sido asesinada por un grupo de hombres armados cuando se dirigía en coche a su puesto de trabajo como directora de Seguridad Pública del municipio de Meoqui, a unos 70 kilómetros al sur de Chihuahua, capital del Estado del mismo nombre. La mujer viajaba sola y sin escolta. En Chihuahua, en la frontera con Estados Unidos, al menos otras tres mujeres han asumido este tipo de cargos ante el temor de los hombres.

El portavoz de la Fiscalía General de Chihuahua, Carlos González, ha informado de que García Quiñones murió acribillada a primera hora de la mañana del lunes hora local, unos cinco minutos después de haber salido de su casa rumbo a su trabajo. Al parecer, los sicarios la seguían en los dos camionetas y le dieron alcance a la altura del poblado de Los García, a unos 10 kilómetros de Meoqui. Allí, la obligaron a bajar de su coche, un Nissan Sentra color plata, y le descerrajaron al menos tres disparos sobre la cera. Sucedió en menos de dos minutos frente a una tienda de importaciones y no hay testigos.

Tres jefas de policía más

El cuerpo de la agente, de 38 años, fue encontrado a unos metros de distancia del vehículo. Su familia que ha quejado de que iba sin escolta y de que la Policía Municipal tardó más de hora y media en llegar al lugar, a pesar de que recibió el aviso unos cuantos minutos después del hecho. Sus familiares esperaron la llegada de los agentes junto al cadáver. Según el alcalde, Salvador García Esquivel, la directora de Seguridad Pública no había recibido amenazas de ningún tipo durante el tiempo que permaneció en funciones, por lo que descarta que se trate de alguna vinculación de la funcionaria con la criminalidad.

García accedió al cargo el pasado 9 de octubre, fecha en la que se convirtió en la primera mujer policía de todo el país con 90 agentes bajo su mando. Anteriormente, fue fiscal federal en la ciudad de Delicias, en el mismo Estado, informa el periódico El Universal. Era soltera, sin hijos y se convirtió en la primera mujer al frente de una policía municipal. Otras mujeres han seguido su ejemplo. Hace un mes, Marisol Valles García, una joven universitaria de 20 años, asumió la jefatura de la policía del municipio de Praxedis G. Guerrero, al este de Ciudad Juárez. "Aquí toda la gente tiene miedo, todos tenemos miedo, pero vamos a cambiar ese miedo por seguridad", declaró la joven, estudiante de Criminología y casada.

Tras su paso al frente, en otras dos localidades cercanas a Juárez sendas mujeres fueron elegidas como responsables de la seguridad. Se trata de Verónica Ríos Ontiveros, que fue elegida por la Presidencia Seccional de Samalayuca, al sur de Ciudad Juárez, comisaria en El Vergel, y de que Olga Herrera Castillo, encargada de la seguridad en el poblado Villa Luz. Ambas eran amas de casa antes de acceder a los cargos. "De repente me da miedo, pero me animan y se me quita", confesó Herrera, de 43 años y madre de cinco hijos, que prometió tras su nombramiento trabajar por su familia y "para ayudar en el pueblo". No es la primera vez que el narcotráfico mata a mujeres de las fuerzas de seguridad. En 2008 fue asesinada la directora administrativa de la policía en Ciudad Juárez, Silvia Molina.

Chihuahua es uno de los estados más afectados por la violencia y los asesinatos atribuidos al narcotráfico, sobre todo en la zona fronteriza de y alrededor de la localidad de Ciudad Juárez, vecina a El Paso, Tejas, donde se han registrado más de 2.700 asesinatos en lo que va de año atribuidos a una disputa de los cárteles de Juárez y Sinaloa.

Hallados 18 cadáveres en 11 fosas clandestinas

Al menos 18 cadáveres han sido desenterrados de una narcofosa en un rancho del municipio de Puerto Palomas, cercano a Ciudad Juárez. Las autoridades no descartan que la cifra pueda aumentar, ya que continúan las labores de excavación. Los cuerpos, 17 de hombres y uno de mujer, estaban repartidos en 11 huecos distintos que forman una fosa común. Representantes de la Fiscalía se han trasladado ya al lugar para abrir una investigación, informa el portavoz de la institución, Arturo Sandoval, en declaraciones al diario El Tiempo. Se cree llevaban enterrados entre ocho y 12 meses.

Más información