Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos eleva a 163 el número de detenidos en El Aaiún

Rabat desmiente la desaparición de un activista saharaui y fuentes hospitalarias confirman la muerte de otros dos agentes de las fuerzas de seguridad marroquíes.- El Polisario habla de 19 muertos y asegura que hay cadáveres en las calles.- Trinidad Jiménez pide que se permita la entrada a periodistas

La activista Isabel Terraza, responde hoy desde El Aaiún a partir de las 18.50 a los lectores de EL PAÍS. Envía tu pregunta.

Las autoridades marroquíes han arrestado a 163 personas por los disturbios originados tras el desmantelamiento violento de un campamento saharaui cerca de El Aaiún, según ha anunciado esta mañana el jefe de policía, Mohamed Dkissi. La cifra es superior a los 159 desaparecidos que denunció ayer el Frente Polisario, organización que lucha por la independencia del territorio. Marruecos, además, niega la desaparición del activista saharaui Annâama Asfari, de 40 años, pese a las denuncias del Polisario. Mientras, fuentes hospitalarias han informado de la muerte de dos agentes de las fuerzas del orden marroquíes, quienes han fallecido a causa de las heridas sufridas en la intervención del pasado domingo en la que se desmanteló el campamento saharaui de protesta junto a El Aaiún. Con estas dos muertes, se eleva a diez el número de fallecidos entre los efectivos de seguridad de Marruecos. El rey Mohamed VI ha señalado en un comunicado difundido por la agencia oficial MAP que pagará de su bolsillo esos enterramientos así como los gastos de hospitalización de los agentes heridos.

Por su parte, el Polisario ha elevado hoy a 19 el número de muertos saharauis y ha asegurado que el Sáhara Occidental vive una "situación de terror" en la que los agentes marroquíes abandonan los cadáveres en las calles para sembrar el pánico entre la población. La pasada madrugada, la ministra de Exteriores española, Trinidad Jiménez, de viaje en Latinoamérica, pidió a Rabat que deje trabajar a la prensa en la zona. El representante de la autoconstituida República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del Frente Polisario ante la ONU, Amhed Bujari, ha lamentado que el Gobierno español haya optado por "echar agua al fuego provocado por Marruecos" tras el reciente asalto militar y policial al campamento de protesta de Agdaym Izik. Asimismo, ha reconocido que la delegación saharaui se planteó su retirada del encuentro informal de Manhasset, pero decidió acudir para "mantener abierta la perspectiva pacífica".

"La postura del Gobierno español ha sido muy rezagada, incluso respecto a la francesa, que es aliado de Marruecos", ha afirmado Bujari, en declaraciones a Radio Nacional de España. "Nos hubiera gustado que España hubiera realzado el tono, la voz, para por lo menos venir en defensa de esta población", ha manifestado.

Conversaciones bilaterales

El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Taib Fassi Fihri, ha advertido de la necesidad de "una nueva dinámica" en las negociaciones sobre el Sáhara Occidental, al tiempo que el jefe de la delegación saharaui en las conversaciones informales de Manaste (a las afueras de Nueva York), Khatri Addouh, ha insistido en "la legalidad de la causa" del Frente Polisario, plasmada en el derecho de los saharauis a "la libertad y la independencia".

"No podemos seguir bajo el mismo marco ni en las mismas condiciones, de ahí la necesidad de dar una nueva dinámica y un nuevo impulso cualitativo a estas negociaciones", ha declarado Fassi Fihri, citado por la agencia estatal de noticias MAP, al término de la reunión.

Estos contactos celebrados hoy se han mantenido pese a los disturbios registrados en los últimos días en El Aaiún, los mayores desde el fin de la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario en casi 20 años, y en los que han perdido la vida varias personas (ocho agentes marroquíes y un activista saharaui según Rabat y 19 activistas saharauis, según el Polisario).

Los representantes de Marruecos y el Frente Polisario en las conversaciones sobre Sáhara Occidental van a continuar con dichos encuentros, que reanudarán en diciembre y enero, pese a seguir rechazando la propuesta de la otra parte, ha informado el enviado especial de la ONU para este territorio y mediador en el proceso, Christopher Ross.