Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gelman: "Su logro fundamental fue la política que permitió terminar con la capa de plomo de inmunidad"

Escritores, pensadores e intelectuales argentinos valoran la figura de Néstor Kirchner tras su muerte

Escritores, artistas, pensadores y personalidades de la cultura argentina dan su visión de la figura del ex presidente Néstor Kirchner tras su inesperada muerte, esta tarde (hora española) en Buenos Aires. Desde su papel como líder del peronismo y presidente en la sombra durante la legislatura de su esposa, Cristina Fernández, hasta las iniciativas políticas que emprendió durante sus dos mandatos. Una persona y un "animal político" que ha dejado un vacío de poder en Argentina.

Juan Gelman, poeta y premio Cervantes 2007.

"La muerte de Néstor Kirchner crea un vacío enorme en la política argentina. Su Gobierno contra todas las dificultades de los intereses conocidos llevó adelante reformas para el plan económico que permitió, con la continuidad del Gobierno de Cristina Fernández, atravesar la crisis global en continuo crecimiento. A mi juicio su logro fundamental ha sido la política en materia de derechos humanos que permitió terminar con la capa de plomo de inmunidad que protegía a los verdugos de la más reciente dictadura militar argentina. Fue un gran hombre y lamento su pérdida."

Patricio Pron, escritor.

"Ha sido una muerte absolutamente inesperada que redibuja el mapa político argentino. Personalmente, además de lamentar la muerte del que tal vez haya sido el mejor presidente argentino de los últimos 50 años, lo que me gustaría creer es que el proceso político que se inició con él no acabará con su muerte."

Leila Guerriero, periodista y escritora.

"Creo que el sentimiento más o menos general es de conmoción. Yo por lo menos no tenia memoria de haber vivido la muerte de alguien que hubiese sido presidente, tan poco tiempo después de serlo. A pesar de que ha sido duramente criticado, ácidamente criticado por todos (sus opositores, los medios) ahora lo que se ve reflejado es el profundo pesar. Es lo que se suele hacer y lo que se debe hacer.

Aunque para los que han sido tan críticos, su muerte ha supuesto la desaparición de un factor perturbador de manera muy inesperada, yo creo que fue uno de los grandes presidentes de Argentina. Él tomó el mando cuando el país se vino abajo en 2001, en un momento muy crítico. Algunas cosas que parecían imposibles, como que este país volviese a ser un país, fueron posibles con él. Siento que la muerte de alguien así es extraña... Es raro mirar la historia tan de cerca.

Ahora la primera pregunta que hacerse es qué va a pasar con Cristina, si esta era, tal y como se decía, una pareja, un combo presidencial. Es un caso especial, ya que no se trata de una presidenta viuda. Se trata de algo con mucho más peso que la muerte de un cónyuge presidencial que provoca consternación. Era una figura de mucho peso en la política, un animal político, y, por lo menos en los primeros años de gobierno de Cristina Fernández, era él quien gobernaba en la sombra. Además, era el candidato del partido para las elecciones de 2011. Su muerte ha generado en torno a esa cuestión una incertidumbre enorme: ¿se presentará de nuevo Cristina? ¿Qué va a pasar con el aparato peronista? ¿Cuál será el futuro del kirchnerismo? ¿Le podremos seguir llamando así?"

Daniel Divinsky, editor.

"Estoy sumamente consternado. Lo conocía muy distantemente. Aunque no me resultaba muy agradable, sí reconozco que hizo un cambio fundamental en la política argentina y puso el acento en cuestiones que no se habían tratado antes. Por falta de suficiente poder político propio dentro del peronismo, debió apoyarse en el poder sindical y en el poder de los alcaldes de las grandes ciudades cercanas a Buenos Aires, que siempre se movieron en la frontera de lo delictivo, aunque esto no quita relevancia a lo que introdujo desde su gobierno y que continuó el de su esposa."

Ana María Shua, escritora.

"En primer lugar hay que decir que Néstor y Cristina gobernaban juntos en los dos gobiernos. Es muy contradictorio mi sentir, como el de buena parte de los argentinos. En buena parte del gobierno de los Kirchner, han hecho cosas extraordinarias, como una corte suprema independiente, excelente negociación de la deuda externa que era tres veces el PIB de la Argentina y hoy es un tercio del PIB, han tenido una política de derechos humanos extraordinaria y han incorporado al beneficio de la jubilación a dos millones de personas que toda su vida trabajaron en negro. Pero también han demostrado muy poco respeto por las instituciones democráticas y no les preocupó avanzar sobre los otros poderes (judicial y legislativo). Pero la muerte de Kirchner cambia el tablero político de la Argentina. Hay que esperar cómo reacciona Cristina y qué cintura va a tener."

Marcelo Figueras, periodista, escritor y guionista argentino.

"Néstor Kirchner fue el primer presidente democráticamente electo que me hizo sentir que lo que siempre había considerado un sueño era posible. Acabar con las amnistías y propiciar el juicio a los genocidas. Poner límites al FMI. Impulsar una Corte Suprema de Justicia que fuese verdaderamente independiente, y por ende lo contrario de la Corte del faraón Menem. Kirchner valoró y colaboró con las organizaciones de derechos humanos. Fue un presidente que respetó las protestas populares, logrando que una policía brava obedeciese el mandato de no reprimir. (Sus antecesores inmediatos, Duhalde y De la Rúa, se fueron dejando detrás suyo un tendal de muertos.) Hasta la presidencia de Kirchner, la Argentina se contagiaba de inmediato de cualquier crisis económica. Las últimas crisis, se toparon por primera vez con una Argentina saludable.

Decir entonces que en Argentina hay un antes y un después de Kirchner es, pues, simplemente ser respetuoso a la verdad. Su muerte es una pérdida para Latinoamérica en general, pero ante todo para mi país. Espero sinceramente que el proceso que inició siga desarrollándose y perfeccionándose, para que la Argentina con la que millones soñamos desde hace tanto -sin exclusiones ni hambrientos, en la que los derechos de todos, y especialmente los débiles, sean respetados- esté más cerca cada día. Pero no soy ingenuo. En estos días veremos caras compungidas de muchos que por dentro sonríen, mientras afilan sus garras.

A Kirchner se le criticó su estilo confrontativo, pero el origen de la queja es transparente: hay ciertos poderosos que no estaban acostumbrados a que les pusiesen límites. Hasta el más simple manual culinario sabe que no hay forma de hacer tortilla sin romper huevos. Alguien dijo una vez que se puede medir a un hombre por los enemigos que supo ganarse. Si no contase con otra evidencia, me bastaría con la lista de los poderosos antikirchneristas para establecer que la estatura de este hombre debe haber sido, y sin cortapisas, formidable.

En la Argentina de la represión, cuando alguien quería justificar un secuestro y desaparición decía: algo habrá hecho. Con Kirchner habría que invertir esa frase de mierda y decir: Algo (bueno) habrá hecho."

Luisa Valenzuela, escritora.

"Es un momento de duelo para todos aquellos que piensan como yo. Néstor Kirchner era una personalidad importante en el país y en todo el contexto latino. Le dio otro impulso a Argentina, nos devolvió la entidad en un momento en que este país casi no existía. Creo que Cristina va a poder seguir el camino y adelantar pasos en esta dirección, pero no deja de ser una pérdida muy grande.

Lo que me ha sorprendido ha sido la reacción de la oposición. Todos entraron en un modo muy conciliador, considerando quizá que le hicieron una guerra demasiado feroz que le llevó a un extremo de estrés que le obligó a excederse en sus fuerzas, como es el caso de una persona relativamente joven que muere de un ataque al corazón. Mi esperanza es que haya ahora mas apertura para el diálogo entre el oficialismo y la oposición."