Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pide a Irán que no ejecute a Sakineh Ashtiani

El Ejecutivo planea impulsar una acción internacional en el seno de la ONU para acabar con la lapidación

El Consejo de Ministros, a propuesta de los ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación y de Igualdad, ha aprobado una declaración de apoyo a Sakineh Ashtiani, la mujer iraní condenada a morir lapidada por adulterio y pide a Irán que no lleve a cabo la ejecución. El Ejecutivo solicita además a Irán que teniendo en cuenta el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos elimine la lapidación de su legislación y planea impulsar una acción internacional en el seno de las Naciones Unidas para acabar con este modo de ejecución.

Sakineh Ashtiani, una madre de 43 años, está acusada de adulterio, un delito que desde 1979 en Irán se paga con la muerte por lapidación, según una particular interpretación de la sharia (ley islámica). De su caso se ha hecho eco la opinión pública internacional que desde los últimos meses viene pidiendo la liberación de Sakineh. En este sentido, el Gobierno ha mostrado su apoyo a las gestiones que la Presidencia de la Unión Europea está haciendo con Teherán. El Ejecutivo ha recordado también que el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha abordado la cuestión de la Sakineh con su homólogo iraní, Manucher Mottaki, en la reunión que ambos mantuvieron durante su reciente visita a España.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha declarado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que las acciones que planea el Ejecutivo "son las que esperan millones de mujeres y hombres de todo el mundo", por lo que ha pedido que Irán "cumpla las obligaciones que impone el pacto interacional de los derechos civiles y políticos, del que es parte". Con esta iniciativa, el Gobierno español se une al de otros paises como Italia o Francia, que ya han mostrado su apoyo a la mujer iraní.