Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos alerta de posibles ataques talibanes contra cooperantes en Pakistán

La ONU ha incrementado las medidas de seguridad de su personal en la zona

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha alertado de que dispone de información de que los talibanes están planeando ataques contra los cooperantes extranjeros que están acudiendo a Pakistán para apoyar en las tareas de ayuda a los damnificados por las inundaciones. La asistencia humanitaria pende de un hilo después que los talibanes paquistaníes hayan amenazado a los cooperantes extranjeros. La ONU se ha apresurado a incrementar las medidas de seguridad de su personal desplazado a ese país. La amenaza de los talibanes ha provocado que la asistencia humanitaria penda de un hilo.

"Tenemos información de potenciales ataques contra cooperantes en Pakistán así como contra ministros y gobernadores locales", ha dicho textualmente O. J. Crowley, portavoz del departamento de Estado. "Estamos en posesión de información sobre esas amenazas. Estamos en contacto y trabajando con el Gobierno de Pakistán para hacer todo lo posible para asegurar que nuestra respuesta al desastre ocurrido en Pakistán pueda continuar a pesar de estas amenazas", ha añadido.

Las inundaciones han dejado a 17 millones de personas prácticamente con lo puesto y sus vidas dependen de la rapidez con que llegue la ayuda humanitaria. Los talibanes consideran que la presencia de cooperantes extranjeros en el país es "inaceptable", pese a que acuden a socorrer a la población local. El temor de los radicales es que la percepción que los paquistaníes puedan tener de los extranjeros, hasta ahora rechazados, pueda cambiar de forma radical cuando los vean llegar con alimentos, maquinarias, ropas o material de construcción.

Significativamente, 8 de los 19 aparatos que Estados Unidos ha prestado a Pakistán para las tareas humanitarias están asignados al traslado de alimentos y personas en ese trayecto. Y a muchos paquistaníes no se les escapa el detalle. Sin embargo, para los talibanes el objetivo de los extranjeros que están llegando al país es otro. Los ataques estarían siendo planeados por Tehrik-e Taliban Pakistan, que también ha amenazado a los "ministros federales y provinciales".

Tehrik-e Taliban es uno de los grupos milicianos más violentos del país y tienen su feudo en las zonas tribales cercanas a la frontera con Afganistán. En los últimos años, se ha acusado a esta organización, afín a Al Qaeda, de atentados contra objetivos del Gobierno paquistaní y extranjeros.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Ahmed Farah Shadoul indicó que estas preocupaciones por la seguridad ya estaban afectando a sus trabajos en las regiones de Baluchistán y Jyber Pajtunjwa (antigua Provincia de la Frontera Noroeste). En concreto, "las amenazas implican que hemos tenido que reducir el tamaño de las operaciones, lo que significa menos acceso a los afectados, y adoptar más medidas de precaución de cara a reducir los riesgos, lo que significa más gastos", explicó.