Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sexta huelga general del año en Grecia

Unos 10.000 trabajadores se manifiestan en Atenas.- Los políticos discuten la subida de la edad de jubilación

Unos 10.000 trabajadores se han manifestado en Atenas por la sexta huelga general en Grecia durante este año. El paro de 24 horas, convocado por los principales sindicatos, es otra muestra del rechazo al duro paquete de ahorro, la reforma laboral y de las pensiones, resultado de la destrozada situación financiera de la República Helena por la crisis de crédito.

Unos 150 jóvenes encapuchados, al grito de "Quemar el Parlamento", han cercado el edificio legislativo horas después de que haya comenzado el debate sobre una posible subida en la edad de jubilación. De los 61 a los 65 años, con un mínimo cotizado de 40 frente a los 25 años actuales. Después de que los embozados hayan atacado con piedras, palos y cócteles molotov a los antidisturbios, estos han disparado gas lacrimógeno para intentar dispersar los huelguistas. Aunque muchos atenienses parten estos días de vacaciones a las islas del norte, los sindicatos representan a dos millones y medio de trabajadores, la mitad de la población activa del país.

El 5 de mayo 50.000 personas se manifestaron por Atenas. Ese día tres murieron cuando unos vándalos incendiaron una sucursal bancaria. Cerca de 25.000 salieron a la calle en una protesta similar el 20 de mayo. Grecia ha evitado la quiebra sólo gracias a la ayuda exterior de 110.000 millones de euros que se le ha otorgado a cambio de que cumpla con un programa de severa austeridad y ahorro durante tres años.

En puerto de Atenas, cientos de turistas han vuelto a quedarse parados. Unos 500 trabajadores del Pireo han bloqueado la entrada a los transbordadores. Las repetidas protestas, con disturbios y enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, dañan el turismo en Grecia. Esta actividad supone cerca de la quinta parte de la economía griega. "Es obvio que los trabajadores tienen el derecho a protestas", explica el diario económico Imerisia, "pero si se daña irreparablemente la industria del turismo, las consecuencias serán negativas para todos". Los controladores aéreos no han secundado la huelga y el tráfico aéreo ha transcurrido con normalidad.

La protesta general se nota especialmente en el transporte. Los ferrocarriles están parados y el transporte público de Atenas ha reducido sus horarios, aunque se mantendrá activo gran parte del día para facilitar a los huelguistas llegar a las manifestaciones. Los hospitales solo realizan intervenciones quirúrgicas de urgencia y funcionan con servicios mínimos. Los trabajadores del resto de sectores también están convocados, incluidos los periodistas y técnicos de los medios. Grecia vive hoy un apagón informativo.