Cuatro muertos en los disturbios por la deportación de un narcotraficante en Jamaica

Las autoridades declaran el estado de emergencia en la capital por la ola de violencia desencadenada por la decisión de entregar a la justicia de EE UU a Christopher 'Dudus' Coke

Al menos cuatro personas han muerto -dos policías, un militar y un civil- en los graves disturbios que prosiguen en Kingston por grupos que se oponen a la detención y posterior extradición a Estados Unidos del narcotraficante Christopher Dudus Coke, líder de la organización criminal más temida del país, la Banda de la Ducha, según informa el Gobierno jamaicano.

Uno de los muertos es un policía que fue atacado por grupos armados que se han enfrentado fuertemente armados en varios barrios de la capital de Jamaica en una oleada de violencia que ha obligado al Gobierno a declarar el estado de emergencia. Varios agentes de policía han sido heridos, al igual que un número indeterminado de personas armadas que continúan enfrentándose a las fuerzas de seguridad.

Más información

Los disturbios comenzaron el fin de semana cuando la policía pretendía detener a Coke, de 41 años, considerado como el responsable de una amplia red de tráfico de drogas y de armas. El Gobierno jamaicano declaró este domingo el estado de emergencia en dos terceras partes de la capital, Kingston, por la violencia generada ante la decisión de las autoridades.

De momento, el estado de alerta afecta a los distritos de Kingston Oeste y St. Andrews, donde varios grupos de hombres armados han acribillado dos comisarías e incendiado una tercera. Las autoridades se encontraban prevenidas desde hace días ante la posibilidad de estos brotes de violencia, después de que el pasado día 18 se hiciera oficial la deportación de Dudus para ser juzgado en Nueva York por cargos de tráfico de droga y armas. Hasta ese momento, el primer ministro de la isla, Bruce Golding, se había negado a extraditar al presunto narcotraficante alegando que los cargos contra él se obtuvieron de manera ilegal.

Se da la circunstancia de que la banda de Dudus opera precisamente en el barrio de Tivoli Gardens, justo el distrito que representa el primer ministro en su escaño parlamentario, según informa el diario británico The Telegraph. Golding presentó su dimisión por sus vínculos con el presunto narcotraficante, pero no fue aceptada por el Gobierno.

La policía jamaicana sospecha que la banda tiene escondido un importante arsenal de armas en el barrio, escenario de un violentísimo enfrentamiento con la policía en 2001, que culminó con la muerte de 26 personas después de tres días de combates.

Lo más visto en...

Top 50