Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos aéreo en Europa

Miles de ojos vigilando un volcán

Cientos de páginas web de organismos oficiales, compañías y aficionados ofrecen información para seguir el caos aéreo y la evolución de la erupción del Eyjafjalla

Mientras el tráfico aéreo se recupera, todos los ojos permanecen vigilantes en el volcán islandés Eyjafjalla y en su hermano mayor, el Helka, que de momento permanece dormido, ambos a 2.894 kilómetros de la capital de España. Internet ha facilitado la vida a muchos afectados en estos siete días críticos para el tráfico aéreo y ha ofrecido la oportunidad de obtener información (vídeos, gráficos, notas de prensa, fotografías, análisis de expertos...) actualizada y de primera mano a todos los internautas.

Para hacerse con una visión general de lo que está ocurriendo no conviene perderse http://www.flightradar24.com/, una web que muestra en tiempo real una buena parte de los aviones que surcan los cielos de todo el mundo (todos los equipados con un sistema de recepción de información de vuelo ADS-B-). Si se pincha sobre cualquiera de las aeronaves, se puede acceder a datos detallados, como la compañía a la que pertenece, el origen y destino, el tipo de avión y su imagen, y la ruta que ha recorrido. Observando durante unos segundos la pantalla se pude ver el avance de cada uno de los aparatos.

En la medianoche del lunes se podía ver cómo los vuelos de prueba de algunas compañías navegaban solitarios por espacios aéreos donde el tráfico estaba aún cerrado. El lunes bastaba echar un vistazo a las actualizaciones del tráfico en esta web para ver cómo se ha ido incrementando la actividad.

Muy similar, pero con la mancha de la nube plasmada sobre el mapa, es la web http://www.radarvirtuel.com/#.

En la parte de información oficial, la Organización Europea para la Navegación Aérea, Eurocontrol, ofrece datos sobre la situación de los aeropuertos europeos. Emite varias notas al día. También se pueden seguir sus avisos a través de Twitter. Por cierto, que el lunes este organismo desmintió el comienzo de la erupción del volcán Helka, vecino del Eyjafjalla. La confusión se produjo porque una de las cámaras de la televisión islandesa que apunta al primero se movió enfocando al segundo.

Los más aficionados a este fenómeno de la naturaleza pueden hacerse followers del Servicio Meteorológico del Reino Unido, desde donde se puede acceder a la información de los nueve centros de vigilancia volcánica de todo el mundo, los responsables de alertar a las autoridades de aviación de los movimientos de cenizas volcánicas.

En España, la página de AENA ofrece información sobre la situación de los aeropuertos del país, aunque ayer sufrió varias caídas por la inmensa avalancha de viajeros que intentan buscar información sobre sus vuelos. Iberia, por su parte, actualiza regularmente en la Red las incidencias de sus trayectos, además de ofrecer algunos consejos y teléfonos de contacto.

Existen decenas de páginas en las que es posible consultar gráficos que muestran la evolución de la nube, como es el caso de de la Agencia Espacial Europea (ESA). Uno de los mejores seguimientos se han podido ver en la Universidad de Aarhus de Dinamarca. También la web del Servicio de Meteorología del Reino Unido y Eumetsat, la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos han realizado una buena cobertura.

Se puede seguir también el día a día del volcán en varios sitios de Internet, que además publican datos históricos, previsiones, etcétera. Uno de ellos es el Instituto de Ciencias de la Tierra islandés en el que se puede ver un PDF con la observación de la erupción entre el día 15 y 16. Otros sitios con información detallada son: el Centro Nórdico Vulcanológico, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Islandia y el servicio meteorológico de ese país.

Al margen de los trastornos que está causando la nube de cenizas, el volcán bajo el glaciar Eyjafjalla es un espectáculo bellísimo, que muchos profesionales y aficionados de la fotografía han plasmado en páginas como Fotopedia, en la que se puede disfrutar con algunas instantáneas impresionantes. Aunque también es posible ver cómo las motitas de cenizas golpean lente de una de las tres webcams colocadas por la empresa Mila.