Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nube de ceniza atravesará hoy España

Las previsiones apuntan a que la ceniza recorrerá la Península de norte a sur entre las 8.00 y las 14.00 de hoy lunes - Aena ordena la reapertura de los aeropuertos de Bilbao, Asturias, Santander, Valladolid, Burgos y León

La nube de ceniza atravesará hoy España
EL PAÍS

El volcán islandés Eyjafjalla parece dispuesto a seguir dejándose notar en las próximas horas en los cielos europeos y de la Península. Según las previsiones del Centro de Control de Cenizas Volcánicas (VAAC, en sus siglas en inglés) de Londres, hoy lunes la nube de ceniza atravesará la Península de norte a sur pero, de momento, las previsiones de Eurocontrol indican que la masa de emanaciones volcánicas sólo seguirá afectando a los aeropuertos del norte de España. Aena ordenó a las 16.00 horas de ayer el cierre de los aeropuertos de Bilbao, Asturias, Santander, Valladolid, Burgos y León como consecuencia de la evolución de la nube de ceniza. A las 2.00 de esta madrugada han sido reabiertos.

Fuentes del Ministerio de Fomento apuntan a que la evolución de los vientos y otros condicionamientos meteorológicos serán determinantes para tomar decisiones durante el día sobre el resto de vuelos con salida o destino España. Las decisiones comenzarán a tomarse a las seis de la mañana, aunque, según AENA, de momento no están previstos nuevos cierres e incluso está previsto abrir los aeropuertos cerrados a partir de las 2.00.

El mapa de evolución facilitado por el citado centro oficial muestra que la nube se desplazará hacia el interior de la Península, hasta atravesarla de norte a sur, dejando únicamente fuera de su ámbito de influencia Galicia, Asturias, Cantabria, parte de Andalucía oriental, Murcia, Comunidad Valenciana, parte de Aragón y Cataluña. Fuentes de Fomento han explicado, no obstante, que las previsiones sobre suspensión de vuelos o cierre de aeropuertos (tanto de Eurocontrol como de AENA) se adoptan según los cálculos del servicio meteorológico británico, cuyos mapas reflejan la concentración de la ceniza en la nube, que no se muestra en los modelos del VAAC, que depende del mismo organismo meteorológico británico y complementa la información de este. "De momento no podemos adelantar decisiones sobre lo que ocurrirá mañana, que dependerá de muchos factores", explicaron.

De cumplirse las previsiones británicas, que ha acertado en sus últimos pronósticos sobre la evolución de la nube, a partir del mediodía la situación podría complicarse en muchos aeropuertos españoles. La franja de cenizas volcánicas, según el mapa de evolución, se extenderá también haciendo una extraña curva por todo el centro del continente europeo, hasta llegar hasta Grecia y Turquía.

Mientras, el aeropuerto de Salamanca, que lleva cerrado desde las 11.00 horas, continuará hoy en la misma situación hasta nueva orden. Los de gallegos afectados, Santiago, A Coruña y Vigo, han vuelto a funcionar con normalidad a partir de las 17.00. En el aeropuerto de Barajas (Madrid) se han cancelado 45 vuelos y de la terminal 4 han salido 11 autobuses con pasajeros a Vigo, Santiago, A Coruña, Bilbao, Oviedo y Santander.

El regreso de la ceniza a España

La nube de ceniza volcánica se alejaba de España el sábado de madrugada y parecía que el volcán Eyjafjalla iba a pasar a ser problema de nuestros vecinos europeos. Pero ayer la nube volvió y obligó a Aena a cerrar de nuevo siete de los aeropuertos que ya estaban funcionando con normalidad. A las cuatro de la tarde Bilbao, Asturias, Santander, Valladolid, León y Burgos dejaron de operar hasta esta madrugada. Y con esos cierres, volvieron las cancelaciones (183 vuelos en 10 aeropuertos afectados, según Aena) y las peregrinaciones de los pasajeros tirados en las terminales a las oficinas de atención al cliente. Iberia tuvo que fletar una treintena de autobuses para trasladar por carretera a los viajeros entre Madrid y varios destinos del norte.

La situación empeoró a lo largo del día cuando empezaron a cerrar en cascada o a cancelar multitud de vuelos otros aeropuertos europeos (en Italia, Portugal, Croacia, Alemania, Austria e Irlanda) que sumaron centenares de viajeros varados a los que, por distancia, no había manera de trasladar de otro modo que no fuera el avión. Cerraron los aeropuertos de Oporto, Múnich, Stuttgart, Innsbruck, Salzburgo, Split, Turín, Génova, pequeños aeródromos del norte de Escocia... Algunos fueron abriendo durante el día (los italianos, hacia mediodía); otros, como Múnich, no esperaban volver a operar hasta la madrugada.

Fuentes del Ministerio de Fomento apuntan a que el miércoles sí puede haber mayores problemas. Una portavoz de Aena explicó ayer que el Consejo de Ministros Europeo que se reunió durante la primera crisis del Eyjafjalla, decidió no usar estos mapas de la VAAC para tomar decisiones sobre cierres de aeropuertos. "Indican dónde está la nube, pero no su concentración", añadió. Los que manejan los países europeos se elaboran a partir de los datos oficiales del VAAC, pero delimitan las zonas en las que la concentración desaconseja el tráfico aéreo. La más actualizada que tenían ayer era para las dos de la tarde de hoy y mostraba un cielo limpio.

Más información en los teléfonos 902 404 704 o (+34) 91 321 10 00 de Aena.

Las aerolíneas llaman a la cautela ante los cierres de aeropuertos

La Asociación de las Aerolíneas Europeas (AEA), que reúne a las mayores compañías aéreas de Europa, ha reaccionado ante la nueva llegada de la nube volcánica con una llamada a asegurarse de los riesgos que plantea la ceniza para los vuelos. "La seguridad absoluta debe ser la consigna", ha señalado el secretario general de la AEA Ulrico Schulte-Strathaus, "pero por el bien de los pasajeros y los negocios europeos el trastorno debe ser mantenido al mínimo y a medida con un 100% de seguridad". Y ha recordado que los procedimientos para definir las áreas de riesgo han sido modificados, de manera que si los niveles de concentración de ceniza no se consideran demasiado elevados, los vuelos son posibles. Eso sí -ha añadido-, con las restricciones que permitan precauciones adicionales que garanticen la absoluta seguridad de los vuelos. Subraya que se deben aclarar las medidas y la definición de riesgo para que las aerolíneas y los pasajeros no tengan que afrontar interpretaciones diferentes en cada país. "Es clave que sean cuales sean las decisiones que se tomen, estén basadas en datos verificados y verificables", ha añadido el secretario general.

Más información