Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aeropuerto de Barcelona reabre tras el cierre causado por la nube volcánica

La normalidad regresa poco a poco al espacio aéreo español tras la llegada de las cenizas volcánicas a la Península, que han causado el cierre de 20 aeródromos y la cancelación de 673 vuelos

El aeropuerto de Barcelona reabre tras el cierre causado por la nube volcánica
EL PAÍS

La llegada a España de la nube de cenizas el volcán islandés Eyjafjalla ha obligado a cerrar este sábado 20 aeropuertos del norte peninsular (entre ellos, el de Barcelona), ha causado la anulación de 673 vuelos hasta las dos del mediodía, de un total de casi 5.000 vuelos programados, y ha afectado a decenas de miles de viajeros según ha informado Aena..

En el aeródromo barcelonés, la nube ha provocado la cancelación de 226 vuelos y ha dejado en tierra a 30.000 pasajeros, según estimaciones de Fomento. Con todo, la normalidad se va restableciendo poco a poco y tanto El Prat como los aeródromos catalanes de Girona y Sabadell decidieron reabrir a las diez de la noche. Reciben llegadas pero no saldrán vuelos hasta este domingo por la mañana, según ha comunicado el el director del aeropuerto barcelonés, Ferran Echegaray. Otros diez aeropuertos del norte de la península han vuelto a operar a las dos de la madrugada. Quedan pendientes Santiago de Compostela, A Coruña y San Sebastián y Reus.

La prioridad es la seguridad, según ha advertido el responsable de Fomento, tras la reunión de la Comisión Estatal de Seguimiento de Aeropuertos, creada el viernes para actuar ante los efectos de la nube volcánica. Las cenizas contienen partículas de roca, arena y cristales en suspensión que pueden afectar a las turbinas de las aeronaves, e incluso pueden llegar a parar los motores y causar la caída. "No vamos a autorizar vuelos mientras los técnicos no garanticen que la nube está despejada y no supone un riesgo para las aeronaves", ha subrayado el ministro de Fomento, José Blanco, en una rueda de prensa en la sede ministerial. También ha quedado alterado el tráfico aéreo en Portugal, el sur de Francia y las Islas Británicas, según la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol).

Cierre en El Prat y trastorno en Barajas

El aeropuerto de El Prat (Barcelona) ha reabierto a las diez de la noche pero sólo recibe llegadas y no circulará ningún vuelo hasta este domingo por la mañana, según ha comunicado el director del aeropuerto, Ferran Echegaray. También vuelven a operar Sabadell y Girona.

En Madrid, el aeropuerto de Barajas ha cancelado 90 vuelos (19 llegadas, sobre todo procedentes del norte peninsular, y 11 salidas) hasta las 18.00 de la tarde, según Aena. El trastorno del espacio aéreo ha afectado a lo largo del día a vuelos procedentes del norte de Europa y a otros trayectos transoceánicos, como los procedentes de América. Los pasajeros afectados que han acudido a los mostradores de la aerolínea se han encontrado con que se fletan autobuses a determinados destinos (como San Sebastián, Bilbao o Vigo), pero sólo si había un número suficiente de clientes que lo solicitaban. De este modo, algunos pasajaeros, como una mujer que se dirigía a Zaragoza, se ha encontrado sin manera de llegar a su destino. La compañía le ha respondido que no van a poner un autobús sólo para ella.

Reapertura de madrugada

De los veinte aeropuertos clausurados en el norte de España a lo largo de la jornada, tres han reabierto a las ocho (Zaragoza, Valladolid y Salamanca), tres a las diez (Barcelona, Girona y Sabadell) y diez a las dos de la madrugada: Vigo, Asturias, Santander, Burgos, León, Bilbao, Vitoria, Huesca, Pamplona y La Rioja, según fuentes de Aena. Quedan pendientes Santiago de Compostela, A Coruña y San Sebastián y Reus.

No obstante, no se descartan más interrupciones del tráfico aéreo en España a lo largo de la semana que viene. El trastorno también se ha hecho notar en Andalucía, donde se han cancelado 68 vuelos, sumadas llegadas y salidas. En Canarias, se han anulado 44 vuelos con destinos hacia Europa continental. En la Comunidad Valenciana, se han anulado 13 vuelos en el aeropuerto de Manises (Valencia) y 39 en el de El Altet (Alicante), entre vuelos nacionales e internacionales.

Fomento está en contacto con las aerolíneas, Renfe, transportes terrestres y marítimos para reforzar los servicios "para garantizar la movilidad de las personas". Renfe ha reforzado en más de mil plazas los trayectos entre Madrid y destinos del norte de España como Asturias, Cantabria (Santander), País Vasco (Bilbao) y Castilla y León (León, Valladolid).

Evitar acudir a los aeropuertos

Iberia ha cancelado 106 vuelos a lo largo del día, sobre todo los de los aeropuertos afectados del tercio norte peninsular. Calculan que el trastorno aéreo ha afectado a 3.000 de sus pasajeros. La compañía pide a los viajeros que no acudan a los aeropuertos y que sólo llamen si es estrictamente necesario. Recomienda consultar el estado de las salidas y las llegadas en su página web, que se actualiza al minuto. Iberia Regional (Air Nostrum) de momento mantiene programados los vuelos Madrid-Santander-Madrid y Valencia-Bilbao-Valencia con horario posterior a las ocho de la tarde a la espera de que los aeropuertos puedan reabrirse.

Aena ha decidido cerrar los aeródromos por indicación de Eurocontrol, después de que se constatara la dirección de las cenizas volcánicas. También están afectando a algunos aeropuertos de Portugal, donde se han cancelado 104 vuelos, del sur de Francia (sobre todo al aeródromo de Marsella) e incluso a las islas Británicas. Algunos aeropuertos de Reino Unido e Irlanda podrían sufrir nuevas alteraciones "mañana o a finales de esta semana" según ha advertido hoy la Oficina Meteorológica británica (Met Office).

Más información en los teléfonos 902 404 704 o (+34) 91 321 10 00 de Aena.

Las aerolíneas llaman a la cautela ante los cierres de aeropuertos

La Asociación de las Aerolíneas Europeas (AEA), que reúne a las mayores compañías aéreas de Europa, ha reaccionado ante la nueva llegada de la nube volcánica con una llamada a asegurarse de los riesgos que plantea la ceniza para los vuelos. "La seguridad absoluta debe ser la consigna", ha señalado el secretario general de la AEA Ulrico Schulte-Strathaus, "pero por el bien de los pasajeros y los negocios europeos el trastorno debe ser mantenido al mínimo y a medida con un 100% de seguridad". Y ha recordado que los procedimientos para definir las áreas de riesgo han sido modificados, de manera que si los niveles de concentración de ceniza no se consideran demasiado elevados, los vuelos son posibles. Eso sí -ha añadido-, con las restricciones que permitan precauciones adicionales que garanticen la absoluta seguridad de los vuelos. Subraya que se deben aclarar las medidas y la definición de riesgo para que las aerolíneas y los pasajeros no tengan que afrontar interpretaciones diferentes en cada país. "Es clave que sean cuales sean las decisiones que se tomen, estén basadas en datos verificados y verificables", ha añadido el secretario general.

Más información