Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libia vuelve a dar visados a la UE

La decisión se ha anunciado en la cumbre de la Liga Árabe, a la que asisten Moratinos y Berlusconi

Libia decidió ayer levantar la prohibición de entrada en el país de los ciudadanos del acuerdo de Schengen -el espacio sin fronteras al que pertenecen una treintena de países europeos, incluida España- que impuso en febrero pasado en represalia por la iniciativa Suiza de incluir en la lista negra de dicho pacto, y por tanto impedir su acceso a Europa, a 180 ciudadanos libios; entre ellos, el líder supremo, Muammar el Gaddafi, su familia y la élite del régimen de Trípoli. La decisión se anunció tras las conversaciones que el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi -representante del país europeo con más intereses en Libia- mantuvieron con las autoridades libias en Sirte, donde se celebra la cumbre de la Liga Árabe.

Previamente, la presidencia española de la Unión Europea anunciaba, a través de un comunicado, que ya no quedaba ningún libio en la lista negra y expresaba su propósito de que "un hecho así no se repita en el futuro".

Tras el levantamiento de este doble de veto -de entrada de dirigentes libios en Europa y de ciudadanos europeos en Libia- queda pendiente la liberación del empresario suizo Max Goldi, que cumple una condena de cuatro meses de cárcel.

Fuentes diplomáticas españolas indicaron que en los próximos días se celebrará una reunión en Berlín entre altos funcionarios de España, Libia, Suiza y Alemania de la que se espera salga un acuerdo para excarcelarlo de inmediato. Gaddafi exige que un tribunal arbitral investigue la detención en Ginebra, en julio de 2008, de su hijo Habibal, así como la publicación en Suiza de las fotos de su ficha policial, en septiembre pasado.