El hijo de Gaddafi gana la batalla a la prensa suiza

Condenado el diario 'Tribune de Genève' por publicar unas fotos de Aníbal en septiembre de 2009

La justicia suiza ha condenado hoy al periódico Tribune de Genève por las fotos publicadas en septiembre de 2009 tras la detención de Aníbal Gaddafi, hijo del líder libio, en Ginebra. En una vuelta de tuerca más del ya largo contencioso que enfrenta a Libia y Suiza, el tribunal de primera instancia considera que el periódico helvético habría violado la intimidad del hijo de Muammar el Gaddafi.

Las mencionadas fotos, publicadas el 4 de septiembre de 2009, mostraban a Aníbal Gaddafi con profundas ojeras, sin afeitar y con su melena alborotada. A pesar del fallo judicial, no habrá indemnización para Gaddafi, quien pedía 100.000 francos suizos (60.000 euros) en concepto de daños y perjuicios. Según el juez encargado del caso, David Robert, dicha suma sería excesiva.

Más información

Al mismo tiempo que el diario, el Estado de Ginebra debe participar en tres cuartas partes de los gastos legales ocasionados, dado que la "filtración" de las fotos tuvo lugar mientras Gaddafi se hallaba en dependencias policiales.

La decisión judicial prohíbe igualmente toda publicación ulterior de las fotos y obliga a Tribune de Genève a presentar en sus páginas el veredicto durante un mes, decisión que se hace extensiva al sitio web del diario. Por el momento, se ignora si el diario va a recurrir el veredicto.

Sirvientes golpeados

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El 15 de julio de 2008, Aníbal Gaddafi fue arrestado en su suite del Hotel Presidente Wilson de Ginebra, acusado de haber golpeado a dos de sus sirvientes. Se trataba de una mujer tunecina y de un marroquí al servicio de Aníbal y su esposa Aline, embarazada de nueve meses, quien se encontraba en Suiza para dar a luz.

Tras pasar dos noches en prisión, Aníbal Gaddafi retornó a Libia previo pago de una fianza de casi 300.000 euros. Su hermana Aisha, abogada, se presentó en Suiza para advertir: "Aplicaremos la política del ojo por ojo y diente por diente". Dicho y hecho, poco después las autoridades libias arrestaron a dos ciudadanos suizos, Max Göldi y Rachid Hamdani, bajo acusaciones infundadas referentes a visados irregulares. Se abría así un conflicto diplomático mayor que, primero implicó a Suiza y hoy en día involucra a toda la Unión Europea y en el que España ocupa hoy un puesto privilegiado dada su presidencia de turno de la UE.

Suiza forma parte del Espacio Schengen, y es en función de esos acuerdos que impidió la entrada en el espacio común europeo a unas 200 personalidades libias entre las que se contaban el propio Muammar el Gaddafi y todos los miembros de su familia. Tras fuertes presiones diplomáticas, Suiza renunció a dicha política la semana pasada.

Tras más de 20 meses en cautiverio, Rashid Hamdani fue liberado en febrero de 2010. Max Göldi continúa en prisión en Trípoli, situación que los medios de comunicación suizos califican de "humillación" a la nación. Las autoridades de Berna parecen impotentes para poner fin a una crisis internacional sin precedentes en la habitualmente serena Suiza.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción