Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones en Irak

La participación en las elecciones iraquíes alcanza el 62%

Al Maliki afirma que va en cabeza en Bagdad y el sur del país.- Elevada participación en las provincias de mayoría suní

Una hilera de iraquíes esperan sentados cada nueva apertura de una urna para ponerse a contar los votos en la sede de la Comisión Electoral Independiente. Es una tarea compleja ya que hay que clasificar las papeletas destinadas a cada uno de los 6.172 candidatos de 86 bloques políticos diferentes. Sólo en Bagdad son 1.800 nombres. Y la participación ha sido elevada: el 62,4%, según acaba de anunciar la Comisión. Aunque los resultados provisionales no estarán disponibles hasta el jueves, los primeros datos filtrados atribuyen a la formación del primer ministro, Nuri al Maliki, el triunfo en 9 de las 18 provincias iraquíes.

"La tasa de participación ha sido del 62,4%", ha anunciado la comisionada Hamdiya Huseini durante una conferencia de prensa. Aunque la cifra es menor que el 76% alcanzado en las primeras parlamentarias de la era post Saddam, en diciembre de 2005, supera el ramplón 51% que se consiguió el año pasado durante las elecciones provinciales. En cualquier caso, lo más importante es que en esta ocasión han participado los árabes suníes, que hace cuatro años boicotearon los comicios.

Según funcionarios locales citados de forma anónima por la agencia France Presse, el Estado de la Ley va en cabeza en las nueve provincias del sur del país, en tanto que el Movimiento Nacional Iraquí de Iyad Allawi domina en las cuatro provincias de mayoría suní (Anbar, Saladino, Nínive y Diyala). Esas tendencias parecen confirmar las encuestas preelectorales.

Al Maliki, en cabeza

"La lista de la Coalición Estado de Derecho va en cabeza frente a otras listas en Bagdad y en otras provincias del sur", ha asegurado Alí al Dabbagh, portavoz gubernamental y candidato por la lista que encabeza Al Maliki, en declaraciones recogidas por la agencia Reuters.

Sin embargo, Al Maliki puede encontrar a un serio rival en la Alianza Nacional Iraquí (INA), que reagrupa a sus antiguos aliados chiíes, en un panorama postelectoral en el que parece que será imprescindible pactar para formar Gobierno . Según el poderoso Consejo Supremo Islámico Iraquí (CSII), que forma parte de dicho bloque, el voto se habría dividido entre la coalición de Al Maliki y la INA.

El CSII afirma en su página web que la lista no confesional encabezada por el ex primer ministro Iyad Allawi estaría en tercera posición. Sin embargo, en favor de formación, la única verdaderamente intercomunitaria, se encuentra la alta participación de los suníes, una minoría que boicoteó los comicios de diciembre de 2005 y que desconfía del chií Al Maliki. Según los primeros datos, el 70% de los electores votaron en la provincia de Diyala y Salahuddin, 61% en la provincia de Al-Anbar y Nínive, el 67%.

La lenta transición hacia la democracia

La invasión. En la madrugada del 20 de marzo de 2003, hora y media después de expirar el ultimátum de George W. Bush para que Sadam Husein abandonara Irak, comienzan los bombardeos sobre Bagdad de las fuerzas lideradas por Estados Unidos.

- "Misión cumplida". El 1 de mayo de 2003, el presidente Bush, a bordo del portaaviones USS Abraham Lincoln, proclama la victoria en "la batalla de Irak" y llama a continuar la guerra contra el terrorismo iniciada tras los atentados del 11-S.

- Bajo el veto de EE UU. En julio de 2003, la autoridad estadounidense designa un Consejo de Gobierno formado por 25 iraquíes. Fruto de meses de negociaciones entre los distintos grupos étnico-religiosos, el Consejo tiene competencias en seguridad y economía, pero EE UU conserva la última palabra en los temas más importantes y puede vetar las decisiones contrarias a sus intereses.

- Sadam Husein, capturado. El Ejército de EE UU detiene al otrora temido dictador el 13 de diciembre de 2003, escondido en un pequeño zulo bajo tierra en una aldea cercana a su antiguo feudo de Tikrit.

- El inicio de la transición. El Gobierno interino del chií Ayad Alaui asume el poder en junio de 2004, tras la disolución del Consejo de Gobierno y la marcha del diplomático estadounidense Paul Bremer, que desde mayo de 2003 había ejercido la máxima autoridad civil en Irak. Con una cuidada proporción entre los grupos étnicos y religiosos, el Gabinete, escogido por el anterior Consejo de Gobierno, tiene como objetivo la formación de un Parlamento y la elección de un Ejecutivo permanente.

- Los primeros comicios. Por primera vez en medio siglo, los iraquíes acuden a las urnas el 30 de enero de 2005 en unas elecciones en teoría libres, aunque en condiciones de inseguridad extrema que obligan a la mayoría de los candidatos a mantenerse ocultos. Pese a ello, la participación es alta (se calcula que del 60%), gracias a chiíes y kurdos. El Parlamento elegido, de 275 miembros, tiene como misión redactar la Constitución. También se vota para formar 18 asambleas regionales.

- Un presidente kurdo. En abril de 2005, el Parlamento designa a Yalal Talabani como presidente de Irak, el primer jefe de Estado kurdo y no árabe del país.

- La Constitución. El 15 de octubre de 2005, los iraquíes aprueban en referéndum (79% a favor) la nueva Ley Fundamental, pese a la alta participación de los suníes en esta consulta, opuestos en su mayoría al modelo federal propuesto en el texto.

- Elecciones legislativas. Los iraquíes vuelven a votar el 15 de diciembre de 2005, en unos comicios que marcan el fin de la transición a la democracia y que dan la victoria a los chiíes, pero sin mayoría absoluta. Frente a los resultados de enero, cuando boicotearon la consulta, dos bloques suníes logran una importante representación parlamentaria.

- El Gobierno de Al Maliki. Tras cinco meses de negociación, el 20 de mayo de 2006, la Asamblea aprueba el Ejecutivo de unidad de Nuri al Maliki, el primer chií elegido para el cargo de primer ministro por un Parlamento democrático desde 1953.

- La ejecución de Sadam. El dictador que dominó el país durante más de dos décadas es ahorcado el 30 de diciembre de 2006, después de que un tribunal de Bagdad le condenara a la pena capital.

- Elecciones provinciales. En enero de 2009, en la última cita electoral hasta ayer, la lista de Nuri al Maliki logra la victoria en Bagdad y en ocho de las nueve provincias chiíes del sur, pero se ve obligado a pactar. Los resultados muestran que el voto sigue siendo sectario.

Más información