Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llegan a España tres niños haitianos adoptados antes del terremoto

Los menores, acogidos por familias murcianas, fueron evacuados por EE UU a Pensilvania tras el seísmo.- Otros cuatro serán conducidos mañana a Santo Domingo

Tres niños de Haití adoptados por familias murcianas antes del terremoto del 12 de enero -Esther, de 4 años; Medelin, de 19 meses y Rafita de 21 meses- han llegado este lunes por la mañana a España gracias a la intensa labor diplomática española que ha permitido su salida de Estados Unidos. Según fuentes diplomáticas, otros cuatro menores adoptados por familias catalanas ya tienen pasaporte y, con su visado, serán llevados mañana a Santo Domingo, la capital de República Dominicana. Allí, sus familias adoptivas podrán recogerlos.

Los procesos de adopción de estos siete niños por parte de familias españolas se encontraban muy avanzados cuando el seísmo sacudió Haití, pero sus papeles se perdieron con la catástrofe, por lo que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación desplegó toda una serie de gestiones ante las autoridades haitianas para acelerar su salida del país. Por su parte, los tres niños adoptados por las familias murcianas, que estaban en proceso de adopción cuando el terremoto asoló la república caribeña, fueron localizados en Pensilvania, ya que las autoridades estadounidenses decidieron evacuarlos del orfanato en Puerto Príncipe en el que estaban ante el peligro de nuevas réplicas.

Las adopciones, en suspenso

Tras solucionar todos los papeles gracias a las gestiones de la diplomacia española, según dichas fuentes, las autoridades estadounidenses confirmaron las identidades de los menores y que las familias murcianas adoptantes se trasladaron a Estados Unidos para recogerlos. Esta mañana, han llegado todos juntos por fin a España, "muy eufóricos y cansados", según los padres.

Mientras, en Haití, la Embajada de España en Puerto Príncipe trabajaba para que Haití autorizase la salida del país de los cuatro menores adoptados por familias catalanas. Finalmente, el Gobierno haitiano aceptó la salida de los pequeños y les dio los pasaportes que han permitido que salgan del país. En las próximas horas, estos menores serán conducidos por la delegación española hasta Santo Domingo, donde se encontrarán con las familias catalanas que viajarán a República Dominicana para encontrarse con ellos y traerlos a España.

En estos siete casos, las familias adoptantes habían obtenido la tutela de los menores antes del terremoto. Aunque las adopciones con Haití están actualmente suspendidas por parte de España porque las autoridades de este país no dan las suficientes garantías de que se trata en realidad de niños que no tienen ningún otro familiar, la diplomacia española quiso acelerar estos casos ya que se iniciaron antes de la suspensión. El departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos ha recordado además que se trata de adopciones simples, es decir, que no producen efectos de filiación, por lo que los menores siguen siendo de nacionalidad haitiana y no pierden sus lazos con familiares que les puedan quedar en su país de origen, aunque estén sometidos a la tutela de las familias españolas adoptantes.