Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catástrofe en Haití

España propone una "respuesta conjunta" de la UE para los huérfanos haitianos

Unicef denuncia el secuestro de menores. - La vicepresidenta De la Vega afirma que buscará una posición común europea para regular y acelerar las adopciones internacionales

Unicef, la agencia de Naciones Unidas para la infancia, ha denunciado el secuestro de menores no acompañados en hospitales de Haití. Pese a que Jean Claude Legrand, asesor de Unicef, denunció esta mañana que hasta 15 niños habían sido raptados, la organización ha aclarado durante la tarde que todavía no había podido confirmar esa cifra. Tras el seísmo, hospitales y centros de acogida se han visto desbordados por el alto número de niños huérfanos.

Ante esta denuncia y la respuesta masiva que ha provocado la llamada a la adopción, España propondrá a los países europeos la creación de un marco legal común para regular y acelerar las adopciones internacionales. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se reunirá el próximo lunes con los ministros del ramo de los 27 para tratar de establecer la "respuesta conjunta" europea respecto a la especial situación de Haití, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, informa Luis R. Aizpeolea.

La propuesta española, que responde a la petición del vicepresidente de la Comisión Europea, Jaques Barrot, de abordar la cuestión, contempla tres puntos principales: agilizar la tramitaciones de las adopciones que ya están en marcha y facilitar los trámites de acogida, mejorar la protección de los menores no acompañados en el país caribeño, y estrechar la colaboración con las ONG de ayuda a la infancia que están sobre el terreno, como Unicef y Cruz Roja.

De la Vega ha recordado que la legislación española prohíbe expresamente las adopciones internacionales en caso de catástrofe o conflicto, cuando no existe una autoridad que pueda garantizar que los niños en adopción han perdido, realmente a sus padres.

Por el momento, el Gobierno haitiano ha autorizado la salida del país de cuatro niños que ya habían sido entregados en adopción a cuatro familias catalanas, según ha anunciado la Generalitat a través de un comunicado. El proceso de adopción de estos niños, que partirán esta noche o mañana, se encontraba muy avanzado pero la documentación se destruyó con el terremoto, por lo que ha sido necesaria la intervención de la AECID y la embajada española para concluir el proceso de adopción.

Refugiados a Guantánamo

Mientras tanto, el Gobierno de Estados Unidos ha informado que la base militar de Guantánamo, que alberga a presuntos terroristas, se prepara para recibir si es necesario a damnificados del terremoto.

La mayor Diana Hayne ha dicho en declaraciones a la cadena de televisión CNN que las fuerzas militares se disponen a recibir un posible flujo de haitianos que huyen de la destrucción dejada por el movimiento sísmico la semana pasada. La mayor ha agregado que la base ya ha instalado alrededor de 100 tiendas de campañas cada una de las cuales cuenta con 10 camas y también hay servicios sanitarios.

Hayne ha indicado que no existe indicación alguna de una migración masiva desde Haití, a unos 300 kilómetros de la base naval. No obstante, la portavoz ha dicho que la base se está preparando "como medida de precaución" porque disponer todo para recibirlos "tarda un tiempo".

La base se ha convertido en un importante centro de los esfuerzos de ayuda estadounidense para Haití a través del envío de agua potable y alimentos. Además, según el general Douglas Fraser, comandante del Mando Sur de EE UU, la Marina ha establecido allí un centro logístico para dar a apoyo a los barcos de EE UU en la región. "Guantánamo tiene valor como centro estratégico para el desplazamiento de suministros y personal a las áreas afectadas en Haití", ha manifestado Hayne a CNN.

Según la portavoz, los refugiados haitianos quedarían instalados a más de tres kilómetros donde se encuentran los alrededor de 200 presuntos terroristas que todavía permanecen en el centro de detención.