Catástrofe en Haití

"Queremos saber si están vivos y que les saquen de ahí"

Las cuatros familias españolas que estaban a la espera de adoptar cuatro niños en Haití piden al Gobierno que les busque y les conceda un visado de emergencia

"Entre los españoles desaparecidos en Haití hay también cuatro niños". Aurelio Márquez es uno de los miembros de las cuatro familias españolas que estaban tramitando adopciones desde Haití. Lleva desde la noche del martes intentando saber en qué situación se encuentra el niño haitiano de cuatro años que, si el pasaporte hubiera llegado a tiempo, podía haber viajado a España en pocas semanas. "Estamos muy preocupados", cuenta desde Barcelona. "El niño ya está registrado con nuestro apellido en el Registro Civil de Haití. Para finalizar la adopción era cuestión de dos o tres semanas. El terremoto nos podría haber pillado ahí".

La familia Márquez es la última en Cataluña que tramitó hace dos años y medio el expediente para adoptar en Haití, antes de que la Generalitat cerrara en 2008 las adopciones desde el país caribeño, como ya habían hecho otras comunidades después de la crisis política que vivió el país en 2004.

Más información
Desesperada búsqueda de los españoles en la zona
¿Quiere ayudar?

Los cuatro niños se encuentran en el orfanato Maison Des Anges, en Puerto Príncipe. "La única información vaga que tenemos es la que hemos encontrado en un foro francés de padres adoptivos que están en nuestra misma situación, y donde ponían que una madre que se encontraba allí para ir a recoger a su hijo decía que los niños están bien. Nada más". La información está recogida por varios foros de padres adoptivos en Francia que, al igual que otros países como Estados Unidos y Canadá, sigue permitiendo las adopciones desde Haití. Éste es actualmente el primer país de origen de los niños adoptados en Francia. Sólo en 2008, el último año contabilizado, fueron 731.

Márquez tiene otras dos hijas, una biológica y otra adoptada en China. "Sabían que iba a llegar otro hermanito y ahora todavía no les hemos dicho nada por no angustiarlas". Angustia es la que vive Aurelio Fernández, otro de los padres a la espera de tener noticias sobre la niña que esperaba en Haití convertirse en su hija. "Llevo desde ayer buscando informaciones a un ritmo frenético, como nunca me había pasado en mi vida".

Fernández, de 47 años, también tiene otros tres hijos biológicos, de 21, 18 y 15 años. "Están desquiciados", dice, "esperando noticias como nosotros". Los Fernández tienen desde 2007 la asignación de una niña de casi cinco años hospedada en la Maison des Anges. "Quiero saber si está viva. Nadie tiene que olvidar que hay en Puerto Príncipe otros cuatro españoles. Si están vivos hay que sacarles de ahí como se hizo en 2004 con los niños que estaban a la espera de finalizar el proceso de adopción". Es la misma petición que repite Márquez, que les evacuen de forma urgente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ambos, al igual que las otras familias afectadas, recibieron información desde el Instituto Catalán de Acogida y Adopción, organismo encargado de las adopciones tramitadas en Cataluña, de que iba a gestionar el caso con el Ministerio de Exteriores.

Para estos padres la primera preocupación es ahora saber si sus niños están vivos. Y la segunda es que el desastre del terremoto no ponga fin a la esperanza de que puedan recibirles en sus familias. "Tememos que con todo lo que está pasando, los expedientes pueden haberse perdido", afirma con voz preocupada Silvia Javierre, la esposa de Fernández, "y no sabemos qué puede pasar".

Aurelio Fernández y Silvia Javierre sujetan la foto de su hija adoptiva de Haití
Aurelio Fernández y Silvia Javierre sujetan la foto de su hija adoptiva de HaitíEL PAÍS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS