Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU suspende el envío de presos de Guantánamo a Yemen

Presos liberados del penal estadounidense se integraron en la cúpula de Al Qaeda en la península Arábiga.-El nigeriano que trató de hacer explotar el vuelo de Detroit actuó solo, según la fiscalía holandesa

Ámsterdam / Washington

Ante las sospechas de que la cúpula de Al Qaeda en la península Arábiga, rama de la red terrorista de Al Qaeda que ha asumido la autoría del atentado fallido en Detroit, está formada por presos liberados de Guantánamo, la Casa Blanca ha decidido suspender este martes el envío de más prisioneros a Yemen. "Aunque seguimos comprometidos con el cierre de las instalaciones (de Guantánamo), se ha determinado que ahora mismo no es una buena idea hacer ninguna transferencia adicional a Yemen", ha explicado el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Detrás de esta decisión también se encuentra la presión ejercida por legisladores demócratas, independientes y republicanos sobre el presidente Barack Obama. En la actualidad hay unos 90 yemeníes en Guantánamo y se preveía que alrededor de la mitad fuesen transferidos a su país de origen. Pero el atentado fallido contra un vuelo de la aerolínea Northwest cuando se preparaba para aterrizar en Detroit (Michigan) el día de Navidad ha llevado a Washington a revisar sus planes.

El joven nigeriano actuó solo

Umar Farouk Abdulmutallab, un joven de 23 años de origen nigeriano, intentó detonar sin éxito explosivos que llevaba cosidos en su ropa interir. Abdulmutallab dijo a los investigadores, según adelantó la cadena de televisión ABC el 26 de diciembre, que líderes de la organización terrorista Al Qaeda en Yemen le ayudaron a planificar el fallido atentado suicida. El sospechoso del intento de atentado declaró, según las fuentes de ABC, haber vivido con un líder de Al Qaeda en Yemen un mes, tiempo durante el cual recibió entrenamiento terrorista.

Hoy también se ha sabido que Abdulmutallab actuó solo. A esta conclusión ha llegado la Fiscalía pública de Holanda, que además cree que probablemente el hombre pasó de contrabando los explosivos desde Nigeria. La oficina del fiscal ha informado que Umar Farouk Abdulmutallab no tenía cómplices en el aeropuerto de Schiphol de Ámsterdam, desmintiendo versiones de algunos de los pasajeros del vuelo a Detroit.

Por otra parte, la Casa Blanca ha informado hoy de que Abdulmutallab había dado datos de "inteligencia útil" a los investigadores del FBI, con quienes ha pasado muchas horas desde el intento de atentado el pasado 25 de diciembre. El joven se encuentra recluido en una cárcel estadounidense desde que fue controlado por los pasajeros y entregado a las autoridades al pisar suelo norteamericano.

Abdulmutallab voló desde Lagos a la ciudad holandesa con la aerolínea KLM y los fiscales han dicho que aún están analizando los asientos de ese avión en busca de restos de explosivos.

En Schiphol, Abdulmutallab fue entrevistado y pasó por la revisión de seguridad antes de pasar a la sala de espera de su vuelo.

El joven nigeriano de 23 años está acusado de tratar de hacer estallar el vuelo Northwest Flight 253, antes de llegar a Detroit con una sustancia altamente explosiva escondida en su ropa interior.

Algunos de los pasajeros de ese vuelo habían dicho que le vieron acompañado en la puerta de Ámsterdam por un hombre más viejo y bien vestido, tal vez indio o paquistaní. Pero la revisión de más de 200 horas de vídeo no mostró que Abdulmutallab hubiese estado acompañado.