Los padres del niño del globo tendrán que pagar más de 29.000 euros de multa

El padre fue condenado a 90 días de prisión y la madre a 20 días de trabajos comunitarios con cuatro años de libertad condicional

Los padres del conocido niño del globo, que mantuvo en vilo a todo EE UU al creerse que volaba dentro del aparato, tendrán que pagar una multa de 42.000 dólares (unos 29.490 euros) por el montaje con el que engañaron a las autoridades y los medios de comunicación. El padre, además, ha sido condenado a 90 días de cárcel y la madre a 20 días de trabajos comunitarios. Además han sido sentenciados a cuatro años de libertad condicional, durante los que no podrán obtener ingresos contando su "proeza".

Los progenitores del chaval Falcon Heen, Richard y Mayumi, han admitido su culpa en el fraude. El dinero de la multa irá a parar a reparar los gastos de los servicios de emergencia que se movilizaron para rescatar al niño que, en realidad, se hallaba escondido en su casa.

Más información
El caso del niño del globo, un burdo montaje

Con lágrimas y palabras de disculpas Richard Heene escuchó la sentencia que tendrá que cumplir a partir del próximo 11 de enero. No obstante, el juez ha autorizado que Heene pase un mes en prisión y cumpla el resto de la pena en un régimen de libertad vigilada que le permita reincorporarse al trabajo e ir a la cárcel sólo a dormir.

El caso del pequeño dio la vuelta al mundo el pasado octubre cuando se dio a conocer que los servicios de emergencia perseguían un gigantesco globo de helio, con forma de platillo volante, después de que sus padres hubieran alertado que Falcon podría estar dentro. La búsqueda obligó incluso a cerrar durante un rato el aeropuerto internacional de Denver.

Tras una frenética persecución a lo largo de más de cien kilómetros por el norte de Colorado, seguida en directo por los medios de comunicación de todo el mundo, el globo perdió aire y cayó a tierra, sin que se encontraran rastros del niño en su interior.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El pequeño fue encontrado cinco horas después de que comenzara el incidente sano y salvo en su casa. Falcon declaró que había estado escondido todo el tiempo en el altillo del garaje, tras haberse asustado porque su padre le había regañado.

A raíz del incidente salió a la luz el montaje. El padre, un científico aficionado y cuya afición es perseguir tormentas, llevaba tiempo intentando encontrar una cadena de televisión que se interesara por una idea suya para un programa de reality show, en el que quería abordar "los misterios de la ciencia". Los Heene había participado ya en otro reality show, Wife Swap, en el que dos familias intercambian a las respectivas madres y por lo que recibieron un pago de varios miles de dólares. Durante su juventud, Heene intentó desarrollar una carrera como humorista, sin éxito.

Richard y Mayumi Heene dejan el juzgado
Richard y Mayumi Heene dejan el juzgadoAFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS