Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán acusa a EE UU de secuestrar a un científico nuclear

Teherán pone en libertad a tres europeos detenidos desde septiembre

Irán ha dado un nuevo impulso al caso de un científico nuclear cuyo paradero se ignora desde junio, cuando hizo una peregrinación a La Meca. Las autoridades reconocieron la misteriosa desaparición de Shahram Amiri el pasado octubre, pero ahora acusan a EE UU de haberle secuestrado y tenerle preso junto a otros 10 iraníes. Este giro ha coincidido hoy con el anuncio en la prensa iraní de la liberación de tres ciudadanos belgas, sobre cuyo encarcelamiento por "entrar ilegalmente en una zona prohibida", no se tenía constancia.

"No es la primera vez que Estados Unidos actúa así. Está claro que fue una operación americana, llevada a cabo por los conspiradores saudíes", ha denunciado hoy el presidente del Parlamento, Ali Lariyaní, en declaraciones recogidas por PressTV. Lariyaní respondía a preguntas de periodistas locales después de que el martes el ministro de Exteriores, Manuchehr Mottaki, acusara a EE UU de haber secuestrado a Amirí durante su peregrinaje a La Meca y responsabilizara también a Arabia Saudí por su papel en el asunto.

El portavoz de Exteriores, Rahmin Mehmanparast, fue incluso más lejos al asegurar que Amirí había sido "entregado por Riad a Washington".Un portavoz saudí desmintió que su país tuviera nada que ver y lamentó las acusaciones de Teherán. El Departamento de Estado norteamericano, por su parte, dijo "no tener información" sobre el científico.

Mehmanparast también reveló, por primera vez, lo que todo el mundo sospechaba, que Amirí es "un científico nuclear". Hasta ahora los medios iraníes le identificaban como investigador de la Universidad Politécnica Malek-Ashtar. El diario conservador Javan acusó en su día a la CIA de la desaparición de Amirí, pero desmintió las afirmaciones divulgadas en la prensa árabe que le atribuían haber informado a EE UU de la existencia de la planta de enriquecimiento de uranio de Qom.

Amirí es, según Mehmanparast, uno de los "11 iraníes detenidos en cárceles estadounidenses". Aunque el portavoz no dio más detalles sobre este punto, hoy la agencia Mehr daba sus nombres, entre los que destacan b>el ex viceministro de Defensa Alí Reza Asgarí/b>, a quien se perdió el rastro en Turquía en 2007, y un antiguo embajador en Jordania. En el caso de Asgarí la prensa local también mencionó la implicación de los servicios secretos, pero fuentes de la oposición en el exterior apuntan a una deserción, algo que su familia ha negado.

Entre tanto, el fiscal de Teherán, Abbas Yafarí Dulatabadí, ordenó el martes la puesta en libertad de los tres belgas, que fueron entregados a la Embajada de Bélgica, según los medios iraníes. La representación diplomática no hizo ningún comentario ni había mencionado antes el caso. La detención se produjo, según la televisión estatal, el pasado septiembre, aunque ninguna fuente explica ni el lugar ni la naturaleza del mismo. Tampoco hay detalles sobre los detenidos, a los que la agencia semioficial Fars identificó como Van de Bosch, Vincent Binfleur y Diego Gomatio, de acuerdo con la transliteración del persa.

A finales de noviembre, cinco navegantes británicos que entraron inadvertidamente en aguas territoriales iraníes en el golfo Pérsico estuvieron detenidos durante una semana. Sin embargo, tres senderistas estadounidenses que cruzaron la frontera desde el Kurdistán iraquí a finales de julio siguen encarcelados acusados de espionaje.