Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fini: "Berlusconi confunde liderazgo con monarquía absoluta"

El principal aliado de 'Il Cavaliere' es grabado sin saberlo mientras le critica

Eran conocidas las diferencias entre Gianfranco Fini, presidente de la Cámara de Diputados y cofundador del Pueblo de la Libertad, y Silvio Berlusconi. Ahora se sabe también que son insalvables. El diario La Repubblica ha desvelado una conversación de Fini con un fiscal amigo, Nicola Trifuoggi, registrada el día 6 de noviembre en un congreso sobre la mafia en Pescara. Fini pensaba que el micrófono estaba apagado y se despachó a gusto: "Berlusconi confunde liderazgo con monarquía absoluta", dice el supuesto delfín, "y se cree con derecho a la inmunidad".

En un clima de confianza y confidencias, Fini habla también de las investigaciones sobre las relaciones de Berlusconi y su mano derecha siciliana, Marcello Dell'Utri, con la mafia. El tono revela poco menos que un deseo innegable de que los jueces empapelen a Berlusconi. Fini considera las revelaciones del arrepentido Gaspare Spatuzza "una bomba atómica", y señala al fiscal -que no tiene competencia en el caso- la importancia de que se manejen con cuidado para no cometer errores.

El referente Dell'Utri

Spatuzza es la mano derecha de los hermanos Graviano, miembros de la cúpula de Cosa Nostra. Desde hace un año, ha revelado su verdad a los jueces de Florencia. Ha confirmado que en 1992 hubo una negociación entre la mafia y una parte del Estado, ha afirmado que Berlusconi y Dell'Utri se convirtieron en el referente político de la mafia y ha señalado que ambos estaban tras la sangrienta campaña de atentados mafiosos de esos años.

Además, Spatuzza ha sugerido a los fiscales que los capos Graviano tendrían intereses directos en Fininvest, el holding del primer ministro. Todo ello ha sido desmentido por Berlusconi y por Dell'Utri, condenado a nueve años de cárcel por complicidad con la mafia. Pero ambos trabajan ahora en una reforma judicial que extinga ese delito. En la cinta se oye este diálogo entre Fini y Trifuoggi:

-Fini. El cotejo de las declaraciones de Spatuzza esperemos que lo hagan con un escrúpulo tal que... porque es una bomba atómica.

-Trifuoggi. Absolutamente, no deberá cometerse ni el más mínimo error.

-Fini. Sí, porque no sería sólo un error judicial, es una bomba tal que... Usted lo sabrá, Spatuzza habla abiertamente de [Nicola] Mancino, que fue ministro del Interior, y de... [inaudible, por el contexto Berlusconi], uno es vicepresidente del Consejo Superior de la Magistratura y el otro es el presidente del Gobierno.

(...)

-Trifuoggi. Pero de todos modos se deben hacer esas investigaciones.

-Fini. Faltaría más.

Y luego añade: "No, pero él, el hombre, confunde el consenso popular que obviamente tiene y le legítima para gobernar con una suerte de inmunidad respecto a cualquier otra autoridad de garantía y de control, Magistratura, Tribunal de Cuentas, jefe del Estado, Parlamento... Cómo ha sido elegido por el pueblo...".

- Trifuoggi. Ha nacido con algún milenio de retraso, él quería ser emperador romano.

- Fini. Si ya se lo he dicho yo, confunde liderazgo y monarquía absoluta, en privado se lo he dicho, acuérdate de que le cortaron la cabeza a... Así que estáte quieto.

Durante el acto, Fini aplaude la intervención del fiscal sustituto de la Dirección Antimafia de Palermo Ninno di Matteo y exclama: "Bravo2. Di Matteo está escuchando a otro testigo directo de la supuesta negociación entre mafia y servicios secretos en 1992.