Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mohamed VI asegura que no renunciará "ni a un grano de arena" del Sáhara Occidental

El rey de Marruecos llama a defender la integridad territorial del Estado en el 34 aniversario de la Marcha Verde

Marruecos reafirma su soberanía en el Sáhara Occidental. En un discurso pronunciado este viernes con motivo del 34 aniversario de la Marcha Verde, tras la cual Marruecos se anexionó ese territorio, el rey Mohamed VI afirmó que ha llegado la hora de afrontar "con toda la firmeza necesaria la escalada bélica" de los "adversarios de la integridad territorial", en alusión directa al Frente Polisario, y aseguró no estar dispuesto a "renunciar ni a un grano de arena".

Según el monarca, los opositores al plan de autonomía marroquí han fomentado "un plan de conspirción recurriendo, entre otras estratagemas, a la extorsión, las presiones, la provocación y la perversión del espíritu de la legalidad internacional". Mohamed VI advirtió además a los "enemigos" de la integridad territorial que "saben mejor que ninguno que el Sáhara es una causa crucial para el pueblo marroquí", así como que haciendo de esa cuestión "la piedra angular de su estrategia bélica, confirman que son el verdadero protagonista en este conflicto artificial".

El rey, cuyo discurso fue retransmitido en directo por radio y televisión, dijo también que "Marruecos rechaza prestarse a una demagogia sobre los derechos humanos, sobre todo por parte de regímenes y de grupos fundados en la negación y violación de los mismos", que a su juicio se sirven de la explotación "de la situación inhumana" en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia). Según él, tanto Argelia como los organismos internacionales "deben asumir su responsabilidad para garantizar a esos conciudadanos una protección efectiva", lo que según él requiere el censo de esas personas y "el respeto de su dignidad y de la facultad de ejercer su derecho natural a la circulación y al libre retorno a su patria, Marruecos".

En la línea con lo anunciado el año pasado, cuando propuso una iniciativa para una "regionalización avanzada y gradual" del país, que afectará en primer lugar al disputado territorio del Sáhara Occidental, el monarca afirmó también su voluntad de "imprimir una nueva dinámica al espíritu de la Marcha Verde". Mohamed VI subrayó en este sentido la necesidad de "beneficiar a las provincias saharianas del plan de regionalización", así como de que el Gobierno haga de esas provincias un modelo de descentralización y de buena gobernanza local".