Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Represión sangrienta en Guinea

Suben a 157 los muertos tras una manifestación pacífica contra la candidatura del jefe de la junta militar

El Ejército de Guinea utilizó ayer fuego real contra los manifestantes reunidos en Conakry para protestar contra la posible candidatura del jefe de la junta militar, el capitán Moussa Dadis Camara, en las elecciones presidenciales de enero. Fuentes policiales ya han registrado al menos 157 muertos a causa de los incidentes, según informan organizaciones locales de Derechos Humanos. La oposición a Camara, en cambio, ha cifrado el número de fallecidos en 128.

El presidente de la Organización Guineana de Derechos Humanos, Thierno Maadjou Sow, ha indicado que estas cifras se basan en las facilitadas por los hospitales de Conakry y no incluyen los cadáveres que aún no hayan ingresado en los centros. Asimismo, Sow ha estimado en 1.250 el número de heridos por los enfrentamientos de ayer.

Pese a la prohibición de las autoridades, decenas de miles de simpatizantes de una coalición de partidos de la oposición opuesta a la candidatura de Camara se reunieron frente a un estadio deportivo con la intención de manifestarse en este recinto. Los militares les dejaron pasar al interior, pero a continuación cerraron las puertas detrás de ellos.

Pocos minutos después, según Radio France Internacional (RFI), los soldados dispararon a los manifestantes, que se vieron obligados a salir, en medio de escenas de pánico, por la única puerta que había quedado abierta. "Los soldados disparaban a la gente y los que intentaban salir del estadio eran capturados y liquidados con bayonetas", ha declarado a Reuters un activista guineano de Derechos Humanos, Souleymane Bah. "Vi cómo los soldados desnudaban a las mujeres, las abrían de piernas y las pateaban en sus partes íntimas con las botas", ha asegurado por teléfono.

Francia, antigua potencia colonia, ha condenado "con la mayor firmeza" la "represión violenta" contra los manifestantes y Estados Unidos se ha mostrado "profundamente preocupado". El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado el "excesivo uso de la fuerza" contra los opositores y se ha mostrado "horrorizado" por la muerte de manifestantes. Por su parte, la Unión Africana (UA) ha anunciado en un comunicado que la Comisión de la Unión "está preparando un informe sobre los acontecimientos en Guinea y sobre las medidas que se adoptarán, que incluyen posibles sanciones".