Manifestación de apoyo en Sudán a la mujer que se enfrenta a 40 latigazos por vestir pantalones

Decenas de mujeres protestan en los juzgados con el lema "No queremos una vuelta a los tiempos oscuros". -La policía disuelve el acto con gas lacrimógeno

La policía ha disuelto con gas lacrimógeno una manifestación a las puertas de un juzgado de Jartum para apoyar a la mujer que se enfrenta a una pena de 40 latigazos por vestir pantalones, un caso que ha levantado una polémica sobre las "leyes de indecencia" en Sudán. Lubna Hussein, una funcionaria de Naciones Unidas que trabajó anteriormente como periodista, fue arrestada junto con otras 12 mujeres durante una fiesta en un restaurante de la capital sudanesa a principios de julio y fue acusada de cometer un acto indecente.

Las mujeres portaban carteles y cintas con el mensaje "No queremos una vuelta a los tiempos oscuros" y gritaban eslóganes contra las leyes que prohíben vestimenta tachada de indencente. Algunas de ellas vestían pantalones. Los policías antidisturbios se han desplegado en torno a la zona de la protesta. "Estamos contra esta ley. Va contra las mujeres, contra el Islam y contra los derechos humanos", ha dicho Zainab Badradin, una de las manifestantes.

Más información

Hussein ha dimitido de su trabajo en Naciones Unidas que le concedería inmunidad en su caso. "Si la decisión del tribunal es que sea azotada, quiero que sea en público", dijo a la BBC. El juez, sin embargo, ha decidido aplazar la vista hasta septiembre porque debía examinar si aun habiendo abandonado su trabajo en la ONU, Hussein conservaba la inmunidad.

Los casos judiciales por indencencia son habituales en Sudán, que sufre una brecha cultural entre el norte, mayoritariamente musulmán y el sur, de mayoría cristiana. Sin embargo, el caso de Hussein ha generado mucha atención al haber posado en fotos con pantalones verdes después de ser acusada y al haber iniciado una campaña, que ha atraído a la prensa sudanesa e internacional, contra los códigos de vestimanta que son aplicados en la capital.

Las asociaciones de mujeres se han quejado de que la ley no da una definición clara de en qué consiste vestir indecentemente y de que la detención queda al arbitrio de los policías. "Intentaremos llevar el caso al Tribunal Constitucional. Esta ley está redactada de manera tan amplia que contraviene su derecho básico a un juicio justo", ha declarado su abogado defensor, Nabil Adib Abdalá.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí
Lubna Hussein saluda a las mujeres que se concentraron a las puertas del juzgado para apoyarla en Jartum.
Lubna Hussein saluda a las mujeres que se concentraron a las puertas del juzgado para apoyarla en Jartum.FRANCE PRESS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50