Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los activistas humanitarios acusan al presidente checheno del asesinato de Estemírova

El culpable de la muerte de Natalia Estemírova, la defensora de derechos humanos que fue asesinada el miércoles tras ser secuestrada en Grozni, es Ramzán Kadírov, el presidente de Chechenia, según la acusación en la que coincidieron ayer en Moscú los dirigentes de Memorial, la respetada organización no gubernamental rusa en la que trabajaba la víctima.

En una abarrotada rueda de prensa, a la que asistió también Vladímir Lukin, el defensor del Pueblo de la Federación Rusa, algunos señalaron con el dedo más arriba, hacia el primer ministro Vladímir Putin, por considerarlo el valedor personal del líder checheno. "Putin debe dejar de proteger a Kadírov", manifestó la veterana Liudmila Alexéieva, presidenta del Grupo de Helsinki. "El protector de Kadírov es Putin, no Medvédev", subrayó Alexéieva. "De la total arbitrariedad que reina en Chechenia son culpables los altos cargos de Rusia, Putin y Medvédev", recalcó, a su vez, Oleg Orlov. A la puesta de sol, el cadáver de Natalia fue enterrado en su pueblo natal de Ishjoi-Yurt, en Chechenia, según el rito musulmán, ya que era hija de padre checheno y madre rusa. Antes el féretro fue llevado a Grozni donde algo más de cien personas participaron en el funeral.

Ramzán Kadírov ya había manifestado para entonces su pesar por lo sucedido y prometido controlar personalmente la búsqueda de los culpables. El secretario de prensa del checheno dijo que los asesinos de Estemírova son tan peligrosos como los terroristas y los extremistas islámicos.

"Ramzán ya amenazó a Natalia, la insultó y la consideraba su enemigo personal. No sabemos si dio o no la orden o si esto lo hicieron sus colaboradores más cercanos para complacer a su jefe. Y al presidente Medvédev por lo visto no le molesta tener a un asesino al frente de uno de los territorios de la Federación Rusa", señaló Orlov. "La sangre me chorrea por los codos y no me avergüenzo. He matado y mataré a la mala gente. Luchamos contra los enemigos de la república", le había dicho Kadírov a Natalia al amenazarla en una ocasión, según contaba Orlov.

Los dirigentes de Memorial explicaron ayer que los responsables chechenos habían experimentado un "enorme descontento" ante última investigación de Estemírova sobre la "ejecución pública" ejemplar del ciudadano Rizván Albékov, secuestrado y asesinado brutalmente ante un grupo de jóvenes con el fin de disuadirlos de unirse a la guerrilla. El defensor del pueblo de Chechenia, Nurdi Nujazhíev, citó a Natalia, le comunicó el disgusto de las autoridades por la difusión de la noticia y le recomendó que "cambiara el estilo de trabajo".

"Hay que asegurar la defensa de los defensores. De lo contrario se crean enclaves de total arbitrariedad que son muy peligrosos porque tienen tendencia a extenderse y pueden afectar a todo el país", dijo Lukin. Corroborando sus palabras, Alexéieva informó de las dificultades por las que atraviesan las investigaciones del asesinato de Magomed Yevlóyev, el propietario de una crítica página de web que fue asesinado en Ingushetia el 31 de agosto pasado. "Su padre vino a verme y me dijo que están frenando la investigación, aunque Yevlóyev fue muerto de un tiro en la sien en el interior de un vehículo donde viajaban seis miembros de la escolta del presidente de Ingushetia".

La muerte de Estemírova constituye un duro golpe a la capacidad de actuación y denuncia de las ONG y los defensores de derechos humanos en Rusia. Estemírova era amiga de Anna Politkóvskaya, la periodista asesinada en 2006, y la fuente de un gran número de informaciones difundidas por ésta y también de muchas de las denuncias avaladas por Memorial. Los datos de Estemírova tienen un peso importante en una compilación sobre los "crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad" perpetrados en Chechenia, que ha sido presentado esta semana en Moscú. La compilación ha sido realizada con el fin de estudiar las perspectivas de juzgar a los responsables de los delitos cometidos durante el conflicto en aquella república caucásica y es el resultado del trabajo de numerosos activistas durante varios años, según Stas Dmitrievski, uno de los responsables de la documentación. La policía confiscó varios ejemplares de la obra el miércoles por considerarla "literatura extremista", dijo Dmitrievski.

El defensor de Pueblo de Chechenia, Nurdi Nujazhíev, manifestó que el "cínico y demostrativo asesinato" tiene por fin "socavar el prestigio de Rusia y especialmente de las autoridades chechenas a los ojos de la opinión publica internacional", así como "hacer fracasar el proceso de pacificación en la república de Chechenia que está vinculado con el nombre del presidente Ramzán Kadírov". Nujazhíev se congratuló además de que la investigación del asesinato esté bajo el control de su jefe.

Crímenes con los que se relaciona a Kadírov

RODRIGO FERNÁNDEZ | Moscú

El actual líder checheno, Ramzán Kadírov, ha sido acusado por activistas de derechos humanos de torturar personalmente y asesinar a numerosas personas. Su sangriento historial comienza oficialmente en el año 2000, cuando su padre, entonces presidente de Chechenia, lo coloca al frente de su guardia personal. Entre los principales personajes cuyos asesinatos se relaciona con Kadírov se pueden citar, además de Estemírova, los siguientes:

Anna Politkóvskaya, periodista de Nóvaya Gazeta, que cayó víctima de las balas de un sicario el 7 de octubre de 2006 en el ascensor del edificio donde vivía. Politkóvskaya consideraba que Kadírov era un criminal y decía soñar con verlo en el banquillo de los acusados.

Movladí Baysárov, ex comandante del grupo Górets (Montañés), que se ocupaba de la seguridad del padre de Ramzán Kadírov. A principios de 2006 el grupo fue disuelto y Baysárov entró en conflicto con éste. Fue acribillado en Moscú el 18 de noviembre de aquel año por agentes chechenos enviados especialmente a la capital rusa.

Ruslán Yamadáyev, general checheno distinguido con la orden de Héroe de Rusia, cabeza del clan opuesto a Kadírov, fue literalmente cosido a balazos frente a la embajada del Reino Unido en Moscú el 24 de septiembre de 2004 cuando su auto se detuvo ante una luz roja.

Umar Israílov, ex miembro de la guardia de Kadírov, quien le torturó personalmente, según denunció desde Austria, donde encontró refugio. Había recurrido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Fue asesinado en Viena el 13 de enero de 2009 al salir de una tienda.

Markélov Stanislav, abogado asesinado al salir de una conferencia de prensa el 19 de enero de 2009. Viacheslav Ismáilov, de Nóvaya Gazeta, opina que los motivos del crimen hay que buscarlos en el caso de Magomedsalij Masáyev, que llevaba Markélov. Masáyev fue prisionero varios meses de Kadírov, fue torturado y desapareció en agosto de 2008. Además, llevaba otros casos de chechenos condenados por haber pertenecido a la guerrilla.

Gelaní Shepíyev, ex vicealcalde de Grozni, asesinado el 5 de febrero pasado en Moscú, era miembro del equipo del ex presidente checheno Alú Aljánov, al que Kadírov de hecho expulsó de Chechenia con la venia del Kremlin.

Sulim Yamadáyev, ex comandante del destacamento checheno Vostok (Este); como su hermano Ruslán, también era Héroe de Rusia. Murió a consecuencia de las heridas de bala recibidas el 29 de marzo pasado en los Emiratos. El principal sospechoso de haber cometido el crimen es el iraní Mahdí Larniya, responsable de los caballos pura sangre que Kadírov tiene en Dubái y quien fue detenido por la policía local.

Más información